Marcelo Saín: “La policía bonaerense es una financiera,y está absolutamente desmadrada”

Compartir

El diputado provincial por Nuevo Encuentro estuvo en Mañana Sylvestre y cuestionó la connivencia de la fuerza provincial con el delito, y dijo que “el sistema está completamente pervertido y lo que vale es la recaudación ilegal de fondos”, tras aprobarse el proyecto de nuevas policías comunales en la Provincia de Buenos Aires.

“Hay una crisis en la policía de la provincia de Buenos Aires, porque si no hubiera tocado fondo en cuanto a la prestación del servicio de seguridad en las calles, hoy no estaríamos discutiendo policías municipales. El desmadre que hay en la Bonaerense es por su corrupción”, estimó el diputado provincial, cuestionando la actualidad de la principal fuerza de seguridad del ámbito bonaerense.

“En general, la política percibe como única modalidad de seguridad posible el tener más policía en la calle, en vez de tener una mejor policía, que tenga intervención social para impedir crímenes intrafamiliares”, dijo quien es politólogo y doctor en Ciencias Sociales, al tiempo que destacó como importante “el desarmamentismo, y la intervención social”.

“Por eso la política le pide a la Policía que gestione la seguridad sin escándalo político, sin importarle si para eso tiene que participar en el negocio. Es un doble pacto”, cuestionó y advirtió que “el sistema está completamente pervertido y lo que vale es la recaudación ilegal de fondos”.

“La Policía de la provincia de Buenos Aires es una financiera donde lo que prima es la recaudación de toda actividad irregular o delictiva que es protegida por policías. Por eso, lo primero que optamos es crear algo nuevo como es la Policía Comunal”, consignó.

La Bonaerense “está totalmente desmadrada en cuanto a su lineamiento político. Donde un jefe de calle por ahí se corta solo haciendo negocios que ni siquiera sabe un comisario, y eso era impensable sociológicamente hace un años atrás”, acotó.

La nueva Policía Comunal

En referencia a la nueva fuerza creada tras la aprobación del proyecto en el Congreso bonaerense, Saín indicó que serán unos 15.000 los cargos financiados por la Provincia de Buenos Aires, aunque eso “no quita que cada municipio puede financiar más con recursos propios”

La nueva fuerza estará bajo la conducción de los intendentes, porque serán los “jefes administrativos y operacionales de esa policía”, dijo.

“Las unidades de la policía de la provincia de Buenos Aires que queden trabajando en aquellos distritos que tengan policía local van a depender también operacionalmente del intendente, cosa que arme un sistema unificado”, agregó.

Por otra parte, defendió la idea de respetar horarios de trabajo del policía, para que dejen sus armas reglamentarias en las reparticiones policiales una vez terminada su jornada laboral, punto que fue cuestionado por los legisladores del Frente Renovador.

“Hay que empezar a tomar al policía como un trabajador, y significa dotarlo de obligaciones durante el desempeño de sus funciones. Con temas tan sensibles como la pérdida de la vida fuera del horario laboral, decirles que tienen obligaciones laborales fuera del horario de servicio me parece que no es pertinente.Fuera de ellas es un ciudadano más, tiene que avisar si hay un delito porque es un funcionario, pero sigue sin obligaciones funcionales, y el Estado no lo va a proveer de armas para eso”, precisó.

“A los policías se les paga sueldos de África central, y quieren que tengan desempeño 24 horas de policía noruega.El 80% de los policías muertos en enfrentamientos armados es por enfrentamientos en inferioridad de condiciones y fuera del servicio. Tenemos que procurar es que haya un buen sistema operacional durante las 24 horas, y no un policías en descanso que sea un brazo armado del Estado, porque eso alienta el armamentismo y un policía es el que actúa cuando está intercomunicado, con armas que van dentro del patrullero y que no lleva a casa”, cerró.

Jueves 5 de junio de 2014