María Emilia Soria: “Proponemos que los ministros no dejen sus cargos sin antes rendir cuentas en el Congreso de la Nación”

Compartir

Las últimas semanas fueron de gran tensión para el Gabinete Nacional, y la crisis por el alza del dólar obligó a Macri a un cambio de figuras, y forzó la salida de Juan José Aranguren, del área de Energía y de Francisco Cabrera de la cartera de Producción, además del recambio de Federico Sturzenegger del BCRA y reemplazo por Luis Caputo. Desde el FpV, ahora plantean la necesidad de que los funcionarios salientes vayan al Parlamento a explicar lo que dejó su paso por la gestión.

“Lo que proponemos hoy en la Cámara de Diputados es que los ministros no dejen sus cargos sin antes rendir cuentas en el Congreso de la Nación. Estos son cargos que implican facultades extraordinarias y delegadas por el ejecutivo, no se eligen vía voto directo, y precisamos profundizar los mecanismos constitucionales para que rindan cuentas”, expresó en Radio 10, en conversación con Gustavo Sylvestre, la diputada del FpV María Emilia Soria, sobre el proyecto que pretende llevar adelante en el recinto legislativo.

“Esto le daría al país un carácter más republicano, más democrático, y más saludable para las cuentas del país”, remarcó.

Consultada sobre el desembarco de Luis Caputo en la presidencia del Banco Central y la próxima defensa de su pliego en el ámbito del Senado nacional, la diputada consideró que no tiene antecedentes necesarios como para asumir dicho cargo, y subrayó las incompatibilidades manifiestas que presentaría su nueva función, en vista de las denuncias penales que ya se presentaron en su contra.

“Caputo es un ladrón de guantes blancos. Teníamos con el diputado Rodolfo Tailhade y con la diputada Gabriela Cerruti, documentación que queríamos exhibirle, que ya habíamos llevado a la Justicia, para que nos diga en nuestra propia cara que era mentira lo que estábamos diciendo. Sabía lo que se le venía y armó el circo del papelito”, recordó sobre el escándalo vivido tiempo atrás en la comisión bicameral de Seguimiento y Control de Contratación y Pago de la Deuda.

“Claramente hay incompatibilidad de intereses, y todo esto perjudica el funcionamiento del Estado y ni hablar de las arcas públicas”, culminó.

Martes 19 de junio de 2018