Mario Cimadevilla: “Habría que preguntarle a Michetti qué es lo que la enojó”

Compartir

Escuchame una cosa. Estoy acá enterándome de que fue muy mal la indagatoria de José, y que los… el tema pasó por vos pero que no estás actuando como nos dijiste. ¿Me podés explicar?”, expresó la ex vicepresidenta Gabriela Michetti a Mario Cimadevilla, ex titular de la UFI-AMIA a través de un audio de WhastApp que fuera difundido por el periodista Horacio Verbitsky en una nota publicada en su blog, El cohete a la Luna.

En el audio, Michetti incrimina a Cimadevilla por no proteger suficientemente en la indagatoria al ex fiscal José Barbaccia, uno de los acusados en el juicio por el encubrimiento del atentado a AMIA.
El ex titular de la Unidad Especial de Investigación del atentado a la AMIA en tiempos de Cambiemos denunció oportunamente las presiones que recibió por parte del gobierno de Mauricio Macri para direccionar la acción de la querella y favorecer a imputados durante el juicio por encubrimiento del atentado a la mutual judía.

“Nosotros no teníamos en la UFI-AMIA ninguna intención de perseguir absolutamente a nadie. No era un ánimo persecutorio sino por el contrario lo que tratábamos era de encontrar la verdad. Quizá esto es lo que ha mal interpretado (Michetti) y ha entendido que no ser complaciente con sus deseos es lo que le hace decir lo que dijo. Esto es algo que yo dije hace 2 años, y está en una denuncia penal que yo hice cuando me fui, donde creo que está acompañado ese audio”, explicó al respecto Cimadevilla en diálogo con Gustavo Sylvestre en Radio 10 y enfatizó que “habría que preguntarle a Michetti qué es lo que la enojó”.

“Durante las audiencias de esta causa, y en la previa a los alegatos, los abogados de la UFI-AMIA habían sufrido distintos grados de hostigamiento por parte de ministros o algunos de sus delegados… que no había que preguntar, que no había que ser inquisidor, que no había que hablar con los representantes de otras querellas. Esto motivó una serie de dificultades en la prosecución de la causa que llegaron incluso a la renuncia de algunos de los abogados que estaban actuando en la querella, recuerdo la Dra (Mariana) Stillman, colaboradora de Elisa Carrió. Por este motivo Carrió le pidió el juicio político a Germán Garavano”, detalló el ex senador radical.

Y agregó: “Un día antes de ir a las audiencias, revocan el poder a los abogados que estaban en la querella, designan al Dr (José) Console, que fuera presidente del tribunal de disciplina de Boca, para que vaya a pedir la absolución de los imputados. Entonces me presenté a la Justicia no solo para que se investigue al ministro (Garavano), a sus colaboradores, si no también que se me investigue a mí, y se llegue a conocer si yo había cometido o no algún ilícito”.

En cuanto a la reacción de los correligionarios de su partido ante los aprietes recibidos desde el Ejecutivo y que en ese momento denunciara en sede judicial, Cimadevilla precisó fue Jorge Sappia, titular de la Convención Nacional de la UCR “el único que se preocupó y mostró solidaridad” porque “los otros pareciera que tenían más preocupación porque Macri no se enojara que porque se supiera la verdad”

Lunes 18 de mayo de 2020