“Martino era un DT que no tenía suficiente personalidad para bancarse semejante presión”, dijo Oscar Mangione, psicólogo deportivo

Compartir

Gustavo Sylvestre conversó con Oscar Mangione, psicólogo deportivo sobre la convulsionante situación que vive el fútbol argentino, tras la nueva caída en la final de la Copa América, que marcó la despedida de Messi del elenco nacional, además de la salida de Gerardo Martino de la conducción técnica, ocurrida este martes. A esto se suma una AFA sin presidente, ni conducción política, que amenaza la continuidad de la participación argentina en el fútbol de FIFA.

“La salida de Martino y semejante desmadre tiene que ver con que todos los estamentos están mal. Con los dirigentes preguntándole a los jugadores qué técnicos les interesa, y ya empezamos a pervertir los estamentos de lo que tiene que ser el fútbol. Los dirigentes tienen que tomar decisiones y bancarse las consecuencias, los jugadores jugar al fútbol, y el técnico bancarse las presiones y no pasarlas a los jugadores, porque si no, pasa lo que pasa, por más que haya calidad técnica en los jugadores, que es indudable, después las cuestiones no funcionan”, estimó el especialista en psicología aplicada al deporte.

Respecto de la salida de Martino, Mangione se mostró crítico con el exDT del equipo argentino: “Yo tengo la sensación de que él estaba atento al público de a quien poner o no, ya se dio en el caso de Tévez, es decir que teníamos un DT no tenía la suficiente personalidad como para bancarse semejante presión y mirada”.

No tengo la menor duda de que (Martino) sabe mucho fútbol, pero en el momento de absorber la presión, de aparecer como líder, de que su palabra tenga un peso definitorio.. no lo hizo”, dijo.

Cuando el DT dice que no nos acompaña la suerte es un síntoma que no confía en sus recursos.. ¡Qué suerte ni ocho cuartos!”, enfatizó.

Sobre la elección del próximo director técnico, Mangione opinó que “tiene que tener espaldas anchas para bancarse la presión y el liderazgo, porque tiene que convencer y enamorar al público y a la prensa. Seguramente cualquier DT va a polarizar y se tiene que bancar la polaridad negativa, porque el país futbolístico está dividido”.

Audio de la entrevista

Miércoles 6 de julio de 2016