Milagro Sala: “No quiero la paz social de Macri, ni quiero vivir en un país donde se reprime y no se puede discutir de política”

Compartir

Desde su casa ubicada en el barrio El Carmen en las afueras de San Salvador de Jujuy, donde cumple la prisión domiciliaria, Milagro Sala habló con Gustavo Sylvestre a dos años de su encarcelamiento.

La militante social repartió cuestionamientos hacia las figuras de Mauricio Macri y Gerardo Morales, y los acusó de perseguir y encarcelar a dirigentes opositores con la complicidad de la Justicia nacional y provincial, para acallar voces y que “nadie salga a destapar los grandes negocios que están haciendo en contra de la Argentina”.

“Jujuy es un laboratorio para la nación. Si les sale bien en Jujuy lo prueban en todo el país. Es una torpeza para la democracia que se produzca esto. No hay ningún periodista en Jujuy que pueda hablar mal de Gerardo Morales, ni ninguno habla bien de Milagro Sala, porque si no le quitan la pauta publicitaria”, replicó.

“Gerardo Morales controla todo y no permite que haya oposición y si no promete carpetazos o llenarlo de causas o meterlos cárcel”, dijo y aseguró que esto mismo está haciendo a otra escala el Gobierno nacional desde su llegada al poder.

“No quiero la paz social de Macri, no quiero vivir en un país donde se reprima, donde no se deje discutir política con él, sobre el país que queremos para todos”, insistió.

El rol de Francisco

En Mañana Sylvestre, Sala defendió la figura del Papa y sostuvo que “ni al Gobierno, ni a Magnetto ni a las corporaciones les gusta lo que dice Francisco” porque “habla en nombre de los que menos tienen” y “les dice que dejen de perseguir opositores, y de cerrar fábricas”.

Este martes distintas organizaciones sociales, sindicales y de derechos humanos marcharon desde el Obelisco hacia la Casa de la Provincia de Jujuy en reclamar por la libertad de Milagro Sala.

Martes 16 de enero de 2018