Muerte digna: “La ley va a traer paz a pacientes, familiares y médicos”, señaló Selva Herbón

Compartir

En diálogo con Mañana Sylvestre, la madre de Camila, la beba que se encuentra en estado vegetativo, contó sus impresiones a pocas horas de aprobada en el Congreso la ley de Muerte digna.

Estoy más que nada sorprendida ante el voto unánime, porque hemos seguido el debate en profundidad desde las 2 de la tarde hasta las 7. Había gente que en principio no comprendía el concepto o tuvo que informarse para comprender este tema. Yo lo que noté es que la gente no le gusta hablar de la muerte. Y cada vez que nos referimos a la muerte lo hacemos en forma de chiste, tratamos de evadirlo”, dijo Herbón.

“Había un vacío legal porque la ley 26529 no llegaba a contemplar el tema de la calidad de vida y la dignidad humana. Entonces en estos artículos que se han modificado finalmente contemplan este tipo de situaciones y ampara tanto a médicos como a pacientes, como a sus familiares”, dijo la mamá de Camila.

Luego, comentó que “uno de los senadores, Aníbal Fernández, hablaba de ortotanasia, que significa hacer lo correcto en el momento oportuno. La distanasia es colocar a la tecnología al servicio de la persona, pero no con el beneficio de que en algún momento esto va a mejorar, sino todo lo contrario, prolongar en el tiempo la agonía”.

Sobre su beba, Selva explicó que “Camila no tiene respiración espontánea, es decir que ese aparato está cumpliendo la función vital que ella perdió hace tiempo. Esto genera otras deficiencias, como ocurre con los riñones que no están funcionando bien. Está alimentada por un botón gástrico, y tener un respirador artificial en forma permanente también tiene sus consecuencias. Uno no quiere que un ser querido esté sufriendo. Esta ley viene a evitar el encarnizamiento terapeútico. Me queda el concepto de los métodos extraordinarios y desproporcionados que se utilizan y que es lícito retirar cuando ya hay que dejar que la muerte acontezca, y no se encuentra mejoría ni recuperación”.

En Radio La Red, precisó que “en el caso de Camila hemos pedido la intervención de 3 comités de bioética:Incucai, Favaloro y el Centro Gallego, y todos estaban de acuerdo que eso era lo mejor para Camila. Sin embargo los dictámenes de los comités son no vinculantes. No se podía hacer y mucho menos sin un marco legal. Aún falta la reglamentación de la ley, allí se explicitarían conceptos y se aclararían puntos que a lo mejor no quedan tan claros”.

Respecto de cómo serán los próximos pasos sobre el caso Camila, Selva Herbón señaló que “me imagino que será con toda su familia alrededor de su cuna, y acompañándola a este pasaje tan natural como es el pasaje de la vida a la muerte. Costó mucho hablar del tema e instalar el tema en los medios, que tuvo para mí un costo emocional muy importante. Este año no voy a ir a la tele, no quiero, prefiero mantenerme así porque es un nivel de exposición muy fuerte y es desgastante. Estamos viviendo un período de duelo eterno, porque 3 años ha sido muchísimo tiempo para familia. Esta ley nacional va a traer paz a los pacientes y a los familiares, y que el médico esté realmente tranquilo para hacer lo que corresponda”.

Ayer, la Cámara de Senadores de la Nación aprobó el proyecto de Muerte digna y lo convirtió en ley. La nueva disposición legal establece el derecho a aceptar o rechazar determinadas terapias o procedimientos médicos o biológicos, ante una enfermedad irreversible, incurable o cuyo paciente se encuentre en estado terminal.

Audio completo de la entrevista

Jueves 10 de mayo de 2012