“Nadie puede negar que las escuchas ilegales son reales, tal como están en la causa”, dijo Burstein

Compartir

En comunicación con Mañana Sylvestre, el dirigente de Familiares y Amigos de Víctimas de la AMIA habló del avance de la causa por la escuchas ilegales y el posible juicio oral que debería afrontar el jefe de Gobierno de la Ciudad.

“Él (por Macri) políticamente puede decir todo lo que le parezca bien, lo está haciendo y seguirá haciendo, Ahora la causa no es lo que dice Macri. Macrí apeló a todas las instancias legales en aras de separar jueces, criticando a las cámaras. La Suprema Corte de Justicia ratificó al juez Oyarbide, hubo incluso juicios a los jueces que determinaron estas escuchas telefónicas, y que fueron destituidos porque los hallaron responsables de lo que quisieron”, dijo Burstein en referencia a las acusaciones hechas contra el Gobierno nacional por parte de Mauricio Macri, por un supuesto hostigamiento político contra su persona.

“El delito es una cosa cierta, nadie puede negar que las escuchas ilegales son reales, tal como están en la causa. Las escuchas empezaron en 2007 con la intervención del teléfono del señor Ávila, donde ya Ciro James y “Fino” Palacios estaban trabajando en esto. Macri compra este kiosco de las escuchas, lo conocía muy bien y lo utilizó en su provecho personal, pinchándole el teléfono a su cuñado y a quien les habla por el tema de las protestas contra el nombramiento de “Fino” Palacios (en la Policía Metropolitana)”, afirmó.

“Él (por Macri) dice que esta es una causa política, que lo ratificó el 64% de la gente que lo votó. Pero el 64% de los votos no dijeron que Macri es inocente, esto no es un tribunal popular, esto no es una anarquía, esto es la Justicia. Y es la Justicia que evidentemente a Macri no le conviene porque no responden a sus intereses personales”, aseguró.

Luego, en Radio La Red Burstein recordó palabras del jefe de Gobierno cuando “pedía a los gritos y a cuatro vientos quiero juicio oral y público ya para demostrar mi inocencia”.

Más adelante, precisó que “hoy que está en el umbral de un juicio público, y aplica la vieja receta de victimizarse y realmente me parece que tendría que cambiar de estrategia. La prueba de que esto es un delito es indudable y Macri siguió defendiendo a Fino Palacios cuando lo correcto hubiera sido decir ´no tenía ninguna idea de que Palacios hacía esto´. Hasta Cristian Ritondo, que no es una persona cualquiera en el PRO, reconoció que Palacios era culpable, y ni así Macri tuvo la humildad de decir ´me equivoqué, lo voy a denunciar porque él me hace un daño político, porque me desprestigia´”.

Audio completo de la entrevista

Jueves 17 de mayo de 2012