Negociados con los peajes: “Un impuesto al tránsito es una estafa que afecta a toda la comunidad”, dijo Ricardo Alaska

Compartir

Los diputados Rodolfo Tailhade, Leopodo Moreau, Adrián Grana y Carlos Castagneto denunciaron penalmente al Presidente Mauricio Macri, al ministro de Transporte Guillermo Dietrich, y Javier Iguacel, ex titular de la Dirección Nacional de Vialidad por supuestas irregularidades en el contrato entre el Gobierno nacional y la concesionaria Autopistas del Sol.

En Mañana Sylvestre consultamos a Ricardo Alaska, coordinador del Comité Nacional de Defensa del Usuario Vial quien cuestionó la política de Cambiemos y los fuertes aumentos tarifarios a las empresas concesionarias y la extensión unilateral de los contratos.

“Un peaje es un impuesto al tránsito, una estafa vial que afecta a toda la comunidad por el aumento en los transportes que estos costos generan. En el Acceso Norte y el Oeste lo que se está denunciando es que hubo prácticamente un nuevo contrato porque habían vencido y se dieron 12 años más de concesión sin licitaciones ni audiencias públicas, con aumentos de tarifas semestrales, y compensación por la baja del tránsito”, explicó Alaska.

“También hubo aumentos fenomenales encubiertos porque ahora se cobra hora pico en ambos sentidos, y los fines de semana y feriados. Es una concesión escandalosa que viene de la década de los 90 y nunca hubo atraso tarifario porque aumentaban permanentemente todos los años y en todos los accesos”, añadió.

“Se nos burlan en la cara de la gente. Estamos pagando peajes a cuenta de obras futuras”, disparó más adelante.

Según la denuncia penal, el Presidente Macri habría beneficiado por casi US$500 millones de dólares a la firma Ausol, y tras autorizar un aumento de los peajes del 400 % y elevar el precio de la empresa, se habría desprendido de su participación societaria.

Martes 23 de julio de 2019