“Niembro se lanzó a la política 10 días después de la creación de La Usina Producciones”, aseguró el periodista Claudio Mardones

“No era solamente La Usina, sino que era dos las vías de financiamiento de Niembro desde el Gobierno porteño, porque además estaba la Escuela Superior de Ciencias Deportivas. Además de los 192 contratos que le daban un total de $23,7 millones en 3 años, con la escuela le sumaron otros $3,6 millones de facturación”, refirió Claudio Mardones, periodista del diario Tiempo Argentino, quien fue el primero el revelar las presuntas irregularidades cometidas en la Ciudad, por los contratos directos al actual referente del PRO y candidato a diputado por la Provincia, Fernando Niembro.

El periodista subrayó que los contratos no tenían que ver con la naturaleza de los servicios que teóricamente brindaban las empresas de Niembro, tanto en el caso de La Usina, como en la escuela de periodismo deportivo.

La escuela de Niembro “recibió cursos a empleados públicos porteños, y en este contexto los cursos fueron de ofimática, de inglés. También dio cursos de inglés a gente de la Policía Metropolitana por un monto cercano a los $200.000”, remarcó Mardones.

“El dato importante es que Fernando Niembro se lanza a la política a mediados de 2012, junto con distintos representantes de lo que sería el PRO-peronismo, ese lanzamiento sucede 10 días después de la creación de La Usina Producciones”, afirmó.

En el caso de la escuela Superior de Ciencias Deportivas, los datos entrarían en contradicción con los argumentos esgrimdos por Niembro.

“Lo cierto es que descubrimos que esos $3,6 ,millones de facturación parte de ella sucedió entre 2014 y 2015, es decir que durante el tiempo que en el discurso de Niembro esta escuela no existió más. No solo siguió existiendo sino que siguió facturándole al gobierno porteño”, sostuvo.

El caso Avelino Tamargo

El cronista de Tiempo Argentino también habló de la investigación desarrollada en torno a contratos recibidos desde la Ciudad por la productora Grupo Sinergya, que sería propiedad del ex legislador del PRO Avelino Tamargo.

“Pudimos ver un mecanismo paralelo que existe desde que volvió a funcionar el Teatro Colón que fue relanzado en 2010, donde contamos cómo se adquiere el Colón a $150.000 la hora para el desarrollo de eventos privados. Y todas estas operaciones fueron llevadas adelante bajo la dirección del nuevo jefe del teatro Colón que es Darío Lopérfido”, indicó.

Sinergya es una empresa que pertenece a Tamargo, y que también habría tenido relaciones con Fénix Entertainment Group, otra empresa de espectáculos que tuvo varios directorios, por el que habría pasado también Lopérfido.

Lunes 14 de septiembre de 2015