“No bajó la calidad del gas, ni la cantidad de calorías, es solo un mito”, explicó el ingeniero Antonio Pronsato

Compartir

“No bajó la calidad del gas, ni la cantidad de calorías, es solo un mito”, explicó el ingeniero hidráulico Antonio Pronsato en el aire de Mañana Sylvestre, desmintiendo rumores en contrario, que hablaban de una baja calórica en el servicio.

“Es una cuestión física y no tienen nada que ver las tarifas ni el gas en boca de pozo como cuestión económica. El gas de boca de pozo tiene que ser tratado para sacarle impurezas, llámese sulfuros, agua, o dióxido de carbono, Una vez tratado es inyectado al sistema de transporte, donde se transporta, comprime, pasa por filtros y llega a la Ciudad. Y allí se distribuye”, explicó el especialista.

“El gas es inodoro, el olor se le inyecta y también es un mito que a las garrafas se les agrega agua, no hay posibilidades de ello”, apuntó y aclaró que el gas a bajas temperaturas se licua, pero luego se vuelve a gasificar.

En otro orden de temas, habló de caída del consumo energético que situó en un 40% menos por el cierre de industrias y de empresas pequeñas y medianas, por la caída de la actividad económica.

Respecto de las recientes noticias que hablan de varios casos de muertes por inhalación de monóxido de carbono, Pronsato brindó consejos útiles para mantener seguro el uso de estufas y quemadores.

“Es un problema de los usuarios. Cuando el gas combustiona bien produce dióxido de carbono y vapor de agua, que es inofensivo. Cuando quema mal, produce monóxido de carbono que aunque sea en pocas dosis, mata”, recordó.

“Las llamas de los quemadores no pueden ser amarillas, y si no llega a prender toda la hornalla también hay un problema, Es necesario revisar los quemadores de estufas y cocinas y la ventilación”, replicó.

Miércoles 27 de junio de 2018