“Nunca escuchamos una alternativa de boca del Gobierno argentino”, señaló Guillermo Gleizer, abogado de bonistas

Compartir

Desde Nueva York, quien es letrado patrocinante de pequeños acreedores de la deuda argentina en default, llamó a allanar los caminos para una negociación directa con el Gobierno argentino, al tiempo que remarcó la diferencia de criterios que tuvo nuestro país, para pagar a los acreedores más poderosos y “ensañarse” con un grupo minoritario de bonistas.

Los bonistas que represento tiene sentencias chicas y son poseedores de cantidades pequeñas. Ellos decidieron no aceptar la oferta del entonces presidente Kirchner que pagaba menos que el mercado”, refirió el abogado Guillermo Gleizer, quien gestiona una de las demanda de bonistas de la deuda ante la Justicia de Nueva York.

Gleizer se diferenció de los denominados fondos buitres, y dijo que esos fondos de inversión “son grandes y tienen hasta 10.000 millones de dólares, y los clientes míos tienen de US$50.000 a US$5 millones. Esos bonos se compraron al gobierno argentino o se los vendieron cuando ofertaron a jubilados o a ciertos proveedores del Estado les pagaban con esos bonos”.

Respecto de la disputa legal que mantiene con el país por el pago de la deuda en default, Gleizer opinó que “el Gobierno argentino desde hace más de 11 años decidió no pagarle a este grupo de bonistas. Lo que decidieron no pagar era el 8% o 10% de toda la deuda, y después de las compras que hizo el gobierno argentino de aquellos bonistas que no podían aguantar más, y han decidido no pagar esta parte de la deuda”.

“La sentencia está hace 8 años, y se ponen a gritar que no vamos a hacer esto o aquello, pero nunca (ofrecen) una propuesta de reestructuración, y esto que sucede no es nuevo. El Gobierno argentino se reusó a usar los mecanismos que se han propuesto varias veces, si recortase un poquito toda la deuda.. Lo que nunca han dicho es por qué están ensañados con este pedacito de deuda”, acotó.

Además, en Radio Del Plata, Gleizer adelantó los contactos que tuvo con los representantes legales del país, entre ellos con Carmine Boccuzzi, abogado de Argentina: “Ayer llamé a los abogados de Argentina en NY y le enviamos una carta preguntándole cual iba a ser su posición, si iban a respetar el tratamiento igual a todos los acreedores o si están tratando de organizar algo con los bonistas mas poderosos contra los menos poderosos y todavía no me contestaron”.

“Hasta ahora nunca escuchamos una alternativa de la boca del Gobierno argentino, decir esto sí podemos hacer”, indicó Gleizer, quien aseguró que sus clientes son militares retirados, pensionados del Estado, y pequeños empresarios.

Viernes 20 de junio de 2014