Pablo Duggan: “El asesinato de Nisman es la primera fake news grave de la Argentina desde la vuelta de la democracia”

Compartir

A pocos días de la salida a luz de su reciente escrito “¿Quién mató a Nisman?”, habló en Radio 10 el periodista Pablo Duggan, y brindó algunos de los detalles más interesantes que expone su libro.

Para Duggan, “el asesinato de Nisman es la primera fake news grave de la Argentina desde la vuelta de la democracia”, y consideró que el caso es uno de los más simples que le tocó investigar, ya que a su juicio está probado que el ex fiscal se suicidó.

“Lo que más me llama la atención es que es un caso muy simple, este es el caso más fácil que he visto en mi carrera, y es groseramente fácil. Las pericias marcan que nunca nadie entró al departamento de Nisman, que es imposible que haya habido otra persona en el baño con él, que se pegó un tiro estando la puerta cerrada, y que nadie puede salir del baño con un cadáver en esa posición”, aseguró.

“No hay que utilizar ni cadáveres, ni mentiras para hacer política y eso lo hizo el macrismo durante la campaña electoral del 2015”, remarcó.

Por otra parte, consideró a la denuncia hecha por Nisman contra la ex presidenta Cristina Kirchner en el marco del memorándum con Irán como “ridícula”, y sostuve que es “una paparruchada, que no tiene consistencia”.

“La presentación de la denuncia fue un gesto desesperado de él, tenía una causa personal y otra una causa geopolítica, que tenía que ver con la derecha norteamericana e Israel, que era para quienes Nisman trabajaba”, consideró el periodista en Radio 10.

“Todos los días previos a su muerte Nisman recibió malas noticias que derrumbaban su hipótesis, que ya estaba vacía de su contenido, porque la destruye Ronald Noble, el titular de la Interpol que dice que jamás el gobierno le pidió que levante las alertas rojas”, dijo y agregó que “todo Comodoro Py se le viene encima porque lo odiaban a Nisman. Le saltan al cuello Canicoba Corral, Servini de Cubría y Ariel Lijo, que dicen que la denuncia es rarísima, que no tiene pruebas, y que investigó mal”.

A la vez, subrayó que el frente interno familiar que preocupaba a Nisman, con duros cruces con su ex esposa Sandra Arroyo Salgado, que el libro de Duggan reconstruye a partir de conversaciones surgidas por WhatsApp.

“Tenía también un frente familiar muy fuerte, revelan que hubo con amenazas y en donde Arroyo Salgado le recrimina cosas muy fuertes, donde le reprocha sus actividades nocturnas con chicas de 20 años a cambio de dinero”, expresó el periodista.

Lunes 24 de septiembre de 2018