Padre Francisco Olveira: “Los pobres pasaron a ser indigentes, que no me vengan con el verso de que bajó la pobreza”

Compartir

Este miércoles, desde la residencia presidencial de Olivos, Mauricio Macri anunció la baja de alrededor de 3 puntos en los números de pobreza, mientras que según la estadística del INDEC cerca de 610.000 personas dejaron de vivir en la indigencia en 2017.

En Radio 10, el padre Francisco “Paco” Olveira embistió contra las mediciones oficiales y alertó sobre la realidad social, que vive de cerca en su parroquia en la Isla Maciel.

“La gente viene a la iglesia a pedir porque no puede cargar la garrafa para cocinar. En los barrios se están haciendo de nuevo las llamadas cocinas tumberas, con ladrillos. Hoy una garrafa cuesta $250, y con los aumentos podrían irse a $400, y las personas que viven de una Asignación Universal y ganan menos de $6000 al mes no puede gastarse $800 en dos garrafas”, expresó el sacerdote.

“Los pobres pasaron a ser indigentes, que no me vengan con el verso de que bajó la pobreza. Mucha gente que accedió a su primera vivienda quiere volver a las villas, porque en sus actuales casas tienen gas natural y no pueden pagarlo. Uno no tiene ya derecho a servicios elementales, esos son derechos humanos”, añadió.

Para el religioso la situación social en Argentina “es más que delicada, y angustiante”. “La gente no tiene trabajo y lo único que aumenta es la gente que se busca algún rebusque pero que no tiene futuro. Porque cuando uno vendía pan casero en el barrio, ahora son cinco y esa gente termina cayéndose del sistema”, cerró.

Viernes 30 de marzo de 2018