Para el Juez Arias, “la Policía muchas veces goza de la protección y la impunidad del propio poder judicial”

Luis Federico Arias, magistrado en lo Contencioso Administrativo de la ciudad de La Plata, estuvo en Mañana Sylvestre, y aseguró que muchas personas desaparecidas en democracia pudieron haber sido enterradas como NN en cementerio públicos como el caso de Luciano Arruga, y se inclinó por desligar a la Policía de la investigación de delitos, que debería pasar, a su criterio, a terreno exclusivamente judicial.

“Es una práctica habitual pero tiene que ver con muchas otras situaciones irregulares en la Policía de la provincia de Buenos Aires. Veníamos diciendo que era posible que Julio López, como Luciano Arruga, y otros desaparecidos en democracia hayan sido enterrados como NN o con doble identidad en cementerios de la provincia de Buenos Aires, y en este caso fue en la Capital. Son prácticas de la policía que vienen de la dictadura, y con motivo de la inundación en La Plata, habíamos encontrado esta práctica de enterrar a dos personas con la misma identidad, que es una técnica de ocultamiento de cuerpos”, consignó el juez Luis Federico Arias, magistrado en lo Contencioso Administrativa de la ciudad de La Plata.

Esto pasa “porque la Justicia a la cual pertenezco, no toma las riendas del asunto, porque la Policía está para prevenir el delito y no para investigar, esa es una tarea judicial”, remarcó.

“No olvidemos que en la policía científica de la que dependen todas las morgues de provincia de Buenos Aires, los funcionarios habían sido denunciados en el Senado de la provincia de Buenos Aires, con motivo del caso Candela”, recordó el juez.

“Lo que hay que hacer es eliminar estas facultades de la policía, y dejar que la Justicia pueda desarrollar las investigaciones, y los fiscales no deleguen investigaciones en la policía, y refrenden lo que hace la policía, que goza de la protección y la impunidad del propio poder judicial”, agregó.

Arias fue uno de los primeros magistrados que constató la práctica denunciada por la familia de Luciano Arruga, que apuntaba contra miembros de la Policía Bonaerense por el reclutamiento forzoso de jóvenes de sectores vulnerables para cometer delitos.

“En ese momento habíamos hecho un cruce de distintos documentos y dimos con 28 causas penales y dimos con indicios donde había un reclutamiento, pero no sabemos si esta práctica se mantiene actualmente”, afirmó.

Audio completo de la entrevista

Martes 21 de octubre de 2014