Para Remes Lenicov, si no hay acuerdo con los buitres, “no va a ser una hecatombe, ni mucho menos”

Compartir

El ex ministro de Economía durante la presidencia de Eduardo Duhalde, en Mañana Sylvestre por Radio Del Plata, relativizó las consecuencias posibles de la disputa con los holdouts, y dijo que si ahora no llega eventualmente a un acuerdo, se llegará en enero cuando caiga la cláusula RUFO. Aunque admitió que “posiblemente haya un poco más de presión sobre el mercado del dólar y turbulencias en la Bolsa”.

“Lo que pienso es que no va a ser una hecatombe, ni mucho menos. Creo que en la economía real afecta pero no para decir que se cae todo. Es obvio que si no se llega a un acuerdo, posiblemente haya un poco más de presión sobre el mercado del dólar y turbulencias en la Bolsa”, analizó el ex ministro de Economía Jorge Remes Lenicov sobre la controversia con los fondos buitre por deuda en default, y que pone al país al borde del default técnico.

“He visto a algunos economistas que están diciendo que si no se arregla se derrumba todo. Y cuando uno se pone a pensar qué puede ocurrir, es que no se derrumba nada. Estamos en recesión, pasando un momento difícil, y eso va a continuar, pero hemos pasado por cosas mucho peores”, añadió.

El recuerdo del 2001

El ex titular de la cartera de Economía de Duhalde, recordó los tiempos que le tocó vivir cuando se dio la devaluación asimétrica del 2002, y dijo que esa situación no es para nada comparable a los tiempos actuales.

“Esto no tiene nada que ver con el 2001 porque cuando se declaró el default la deuda no se pagaba, y no se podía pagar, y era el 120% del PBI. Hoy en día la Argentina está pagando su deuda al 93%, y hay un problema con el 7% que son holdouts, y ojalá se puede arreglar”, explicó.

Más adelante, en Radio Del Plata, el economista indicó que “si los fondos buitres y el juez Griesa pretenden el pago inmediato, eso es motivo de negociación. Y si la semana que viene no se llega a un acuerdo, que se siga negociando y cuando caiga la cláusula RUFO en enero se terminará de cerrar”.

“Seguramente las calificadoras de riesgo van a decir que Argentina entró en default, y desde el punto de vista objetivo como el país no está tomando deuda en el mercado internacional, que las calificadoras nos pongan mala nota, desde la economía real para este semestre no tiene significación. Podemos ser los peores de la clase, dicho por las calificadoras de riesgo, pero no nos afecta”, sintetizó.

Los intereses en juego

Consultado acerca de las realidades diferentes que vislumbra el arco de economistas que dan su opinión en los distintos medios, para Remes Lenicov hay claramente una disputada discursiva que tiene origen en los intereses económicos, y también políticos están en pugna.

“Hay dos posiciones, una es de los economistas que están abiertamente a favor de los buitres, que son los mismos que en diciembre de 2001 decían que la convertibilidad podía continuar, o bien que había que dolarizar la economía. Son los sectores más recalcitrantes de la derecha. Y por otro lado hay quienes quieren utilizar esto con la finalidad política de oponerse al gobierno”, indicó.

La importancia de la cláusula RUFO

Para Remes Lenicov, la cláusula RUFO que obliga a igualar ofertas nuevas a los bonistas que ya entraron en el canje, no se dispara por diálogos y negociaciones, sino hasta que haya un acuerdo oficial y formal por escrito.

“Los que dicen que uno no se puede sentar con el otro porque va a disparar la cláusula RUFO, me parece fuera lugar. Porque para que se active tiene que haber algo firmado, no de palabra. La delegación argentina se puede sentar cuantas veces quiera con los buitres. La cláusula RUFO comienza recién cuando se oficializa una posición mejor que para el 93% de los bonistas que habían entrado. Supongo que lo se dice, cada quien tira agua para su molino”, acotó.

Audio completo de la entrevista

Viernes 25 de julio de 2014