Pedro Brieger: “EEUU tiene un sistema de votación absolutamente anacrónico y poco democrático”

Compartir

En Radio 10 analizó la actualidad de las elecciones en Estados Unidos, el periodista experto en política internacional Pedro Brieguer, en un comicio que se presenta más reñido de los previsto y de resultado aún incierto.
Hasta el momento el demócrata Joe Biden se aseguró 225 electores de los 270 necesarios para consagrarse presidente, mientras que Donald Trump acumula 213. Las próximas horas serán cruciales para el recuento final que determinará quién vuelca los apoyos finales para alcanzar la máxima magistratura.

“En Estados Unidos se dan 50 resultados diferentes en cada estado y cada uno tiene una legislación diferente acerca de cómo se cuentan los votos por eso en Florida inmediatamente se supo el resultado porque se abrieron sobres enviados por correo antes de las elecciones. En Pensilvania se pueden seguir abriendo sobres el viernes y hay que aguardar hasta tener el resultado final. EEUU tiene un sistema de votación absolutamente anacrónico con fallas por todos lados, y muy poco democrático porque cada estado vota de manera diferente y es difícil llegar a un resultado final corroborado”, precisó Brieguer y recordó los rumores de fraude que aparecieron en la elección de George Bush en el año 2000.

“Trump acusa al partido demócrata de organizar un fraude porque quieren contar hasta el último voto en algunos estados. Suena ilógico pero es así”, analizó el periodista.

Aclaró que la elección podría eventualmente terminar en empate, ya que el sistema permite esa posibilidad numérica de que cada candidato acumule 269 electores, situación que definiría en es caso la Corte Suprema estadounidense, aunque claro está que ese panorama suena hoy a todas luces muy remoto.

Respecto de la buena elección de Donald Trump a pesar de los sondeos previos, el consultor lo relacionó con la fortaleza intrínseca que tiene el Partido Republicano en EEUU.

“Trump es parte del Partido Republicano que ha gobernado muchísimas veces, y tiene una gran fuerza dentro país, con toda una estructura sobre el que se monta Trump. Un partido con bases conservadoras muy fuertes, que están a favor del uso de armas de fuego, y con bases racistas. Es un EEUU que a veces no queremos ver porque queremos ver el otro, el abierto, el más democrático, el de Nueva York o California, que es diverso y amplio”, consignó.

Miércoles 4 de noviembre de 2020