Peña en Forbes:“Nunca mejor elegido,porque hoy el Estado está a disposición del capital concentrado”, dijo Ricardo Forster

Compartir

La edición 57 de la revista Forbes Argentina puso en tapa al actual jefe de Gabinete de la nación, Marcos Peña, a quien declaran como el Chief Executive Officer (CEO) “del año” en el país.

En Mañana Sylvestre opinó el filósofo e integrante de Carta Abierta, Ricardo Forster quien calificó el hecho como natural, en virtud del tinte ideológico que tiene hoy el Gobierno argentino.

“Todos sabíamos desde el comienzo que el Gobierno de Macri proviene en gran medida del mundo de las empresas y muchos funcionarios pasaron de ocupar lugares importantes, gerenciales en grandes compañías nacionales e internacionales a administrar la cosa pública y cómo la revista Forbes no va a festejar que es expresión de los intereses del gran capital, de los sectores financieros, de la economía de los pocos, cómo no festejar que uno de ellos está al frente de un país, para poner al Estado a disposición de los intereses capital concentrado y sus negocios. Nunca mejor elegido por parte de ellos a alguien que expresa una ideología y una práctica que transforma al Estado en un organismo deudor y subsidiario de las grandes empresas”, señaló el pensador.

Para Forster desde la llegada al poder de Cambiemos, “todas las medidas que se han tomado han sido en beneficio exclusivo de los grandes grupos económicos”, a la vez que “se reducen los intereses de la mayoría a casi nada para privilegiar los intereses de los ricos en el país”.

En Radio 10, el filósofo destacó la “enorme habilidad del sistema publicitario y del duranbarbismo” que tiene hoy Cambiemos a la hora de presentar un “rostro amable” de la gestión aunque advirtió que los reclamos contra la reforma previsional y los cacerolazos podría ser “un punto de inflexión” en la popularidad del Gobierno.

“Hay cierto hartazgo que se ve en la cotidianeidad. Creo que el gobierno retrocedió porque imaginaban un fin de año a todo globo y se encontraron con enormes problemas, tuvieron que sacar a las calles las fuerzas represivas”, expresó.

Luego prosiguió: “Ciertos sectores que se sentían cercanos al macrismo y que incluso los votaron, sienten hoy que están un poco desamparados. Los cacerolazos expresan el disconformismo de las clases medias, uno de los sectores que más ha comprado la ilusión que nuevamente el liberalismo vende en Argentina”.

Para finalizar, sostuvo que el neoliberalismo “no va a poder” prolongarse a futuro en el Gobierno. “Estoy convencido de ello, porque el sistema neoliberal está atravesando grandes problemas a nivel regional, de legitimación y estructurales”, cerró.

Miércoles 27 de diciembre de 2017