“Perdimos a patriotas, pero sería una tristeza que también se pierda la verdad”, precisó el Ing. Naval Horacio Tettamanti

Compartir

El Ingeniero Naval Horacio Tettamanti dialogó con Gustavo Sylvestre en el aire de Radio 10, tras hacerse pública la decisión de la Armada Argentina de cesar el operativo de rescate de los tripulantes del submarino ARA San Juan, que permanece perdido en el Atlántico Sur.

“Luego de 15 días las dos condiciones necesarias y suficientes para mantener la vida humana dentro del submarino que era una profundidad compatible con la estructura del submarino, más una disponibilidad de oxígeno en tiempos razonables, se extinguieron y con ellas la posibilidad de seguir sosteniendo la presunción de vida”, explicó Tettamanti sobre los motivos del cierre de las maniobras de rescate.

Según la Armada, continuarán las tareas de la fuerza para dar con el submarino pero ya sin el protocolo para salvar a los 44 tripulantes

En relación a la cadena de hechos que impidieron la continuidad de la travesía del submarino y su posterior desaparición, el experto en temas navales consideró que hubo hecho un fortuito al que denominó “diabólico”, en virtud de que el desperfecto que desencadenó el drama se produjo justo cuando el navío atravesaba el profundo talud del mar Atlántico.

“Hubo algo diabólico porque hay mil millas desde el lugar donde se extravió hasta Mar del Plata y sólo en 100 hay más de 200 metros de profundidad. Ese incidente fue justo en ese lugar, porque si hubiera sido un día antes o un día después y toda esa parafernalia hubiera sido exitosa y los tripulantes estarían hoy con nosotros”, expresó.

“Esta profundidad es la que dificulta la búsqueda, más allá que creo que la búsqueda continúa y debe continuar, y el submarino debe ser hallado. Lógicamente hablamos de un lugar inhóspito, con condiciones metereológicas que no ayudaron mucho”, sostuvo y continuó: “Hay que investigar, tenemos la tristeza que perdimos a nuestros patriotas, pero sería una tristeza que también se pierda la verdad”.

Tettamanti sostuvo que el submarino “tuvo un black out, y perdió energía, capacidad de movimiento” y “como siempre los submarinos navegan con una pequeña carga negativa de pesos, cuando pierden la propulsión se van al fondo” del mar.

Viernes 1 de diciembre de 2017