“Ayer EE.UU. volvió a las peores épocas de los 70 cuando avalaba intervenciones contra gobiernos elegidos democráticamente”, denunció Alberto Fernández

El presidente electo de Argentina destacó que en Bolivia “el ejército dejó de obedecer a sus mandos naturales y se puso en contra del presidente. Por lo tanto lo que hubo fue lisa y llanamente un golpe de Estado. Y eso no se puede disfrazar de otra cosa”.

En comunicación Radio 10 Alberto Fernández señaló que “ayer a mi juicio EE.UU. retrocedió décadas, volvió a las peores épocas de los años 70 avalando intervenciones contra gobiernos populares elegidos democráticamente. Me comuniqué con funcionarios del departamento de Estado y les dije que por lo menos la de ayer fue una muy poco feliz expresión del gobierno norteamericano. Yo quiero tener la mejor relación con EE.UU. Pero eso supone también que podemos decir las cosas francamente».

Fernández expresó que “espero que Bolivia recupere rápidamente la democracia. Que se hagan elecciones transparentes y sin ningún tipo de proscripciones. Se habla de que están pensando en proscribir no solo a Evo, sino a todo su partido. Y eso sería tremendo, porque en realidad demostraría que en verdad no querían las elecciones porque no podían ganarle…”.

“En la región debemos garantizar la democracia en todos los casos –remarcó Fernández-. No es que hay democracia para unos y no para otros. Hay que garantizar la democracia siempre”.

Doble vara
Con respecto al a doble vara del gobierno argentino y del canciller Faurie, que ayer dijo “dejemos que los bolivianos arreglen sus cosas dentro de Bolivia”, y que no hace lo mismo con Venezuela, Fernández señaló que “celebro que piense que Bolivia tiene que arreglar sus problemas. Pero no celebro que no advierta que estamos en presencia de un golpe de Estado. No sé qué necesita Faurie para reconocer un golpe: hay un ejército que desconoce los mandos naturales… Cualquier persona digna y con mínima conciencia del Estado de Derecho sabe que lo que se vivió fue un golpe de Estado».

«Lo que pasó en Bolivia fue el levantamiento de las policías primero, y de las FF.AA. después, contra las autoridades instituidas. Luego desataron una persecución sobre todos. Y sumados a una serie de bandas (de algún modo avaladas por ese poder de los militares) que asolaron las casas de los dirigentes del movimiento de Evo Morales…”, agregó Fernández.

Partida complicada
Fernández indicó que “sé cómo piensa el presidente Macri y no esperaba algo distinto a lo que me dijo cuando conversamos. Lo que sí me preocupó es que alguien en la Cancillería no haya tenido mejor idea que cerrar la embajada y los consulados de Argentina en Bolivia para impedir que gente pida asilo allí. Eso se lo planteé al presidente. Y gracias a Dios se revirtió. Porque ya no era una cuestión política, sino humanitaria”.

“Ayer a la tarde hablé con el vicepresidente García Linares y un ratito con Evo, mientras todavía estaban en Bolivia -comentó Fernández en diálogo con Mañana Sylvestre-. Hubo muchas idas y vueltas antes de que pudieran partir. Finalmente fueron a buscarlos en horas de la noche. El presidente Manuel Vizcarra (de Perú) pudo ayudar en un primer momento, pero luego tuvo muchas presiones y no pudo permitir el acceso del vuelo por segunda vez a Lima. Por suerte apareció el presidente Mario Abdo Benítez una vez más con su generosidad y Paraguay le abrió las puertas y el espacio aéreo para que carguen combustible. Luego tuvo que hacer todo el trayecto para México para pedir autorización por el espacio aéreo que tenían que cruzar, y la fuimos consiguiendo. Fue un gran trabajo también de la cancillería mexicana, y entre los dos fuimos sorteando el problema».

«Gracias a Dios tenemos un gran presidente en México, como es Andrés Manuel López Obrador, y su país tal como es su historia de siempre no dudó ni un minuto en asilar a un perseguido -continuó Fernández-. Fue difícil pero gracias a Dios hemos rescatado con vida a Evo Morales, a su vicepresidente y su ministra. Y hay una serie de funcionarios que están asilados en la embajada de México y espero que en breve puedan salir de allí…”..

Persecuciones y vejámenes
“Espero que esto ser ordene cuanto antes y por vías verdaderamente democráticas en Bolivia –agregó Fernández-. Y que también el mundo condene la locura que se ha desatado en Bolivia desde Santa Cruz de la Sierra con este personaje Camacho … Más allá de la ideología, es muy peligrosa la violencia que desatan, el modo en que han perseguido a los dirigentes del partido de Evo Morales. Iban a la casa de los dirigentes, le secuestraban a la familia y los obligaban a renunciar a sus cargos, amenazándolos con llevar a sus familias a una plaza pública y lincharlos. Y en algunos casos llevaron a las plazas a esas familias y las sometieron a vejámenes… Es muy tremendo lo que ha pasado”.

Fernández comentó además que “celebro que la UCR se haya desmarcado del pensamiento del Gobierno en este tema, y haya condenado el golpe. También debemos valorar que luego de todo lo que pasó en nuestro país, con la pérdida del poder adquisitivo del salario, los aumentos que tuvieron los usuarios de electricidad y gas…, celebro que estemos transcurriendo la democracia en paz y con un traspaso del mandato en paz. Eso creo que también habla de nuestra madurez como sociedad”.

Martes 12 de noviembre de 2019