Brasil, la inflación y el dólar

Compartir
FacebookTwitterGoogle+

José Ignacio de Mendiguren pasó por los micrófonos de Mañana Sylvestre y habló de las trabas que impuso el país vecino a los productos nacionales y las complicaciones que trajo a algunos sectores nacionales exportadores. “Ninguna empresa argentina puede dañar a una de Brasil, pero sí al revés”, dijo.

“Creo más que estamos en un estancamiento que en una recesión. Si bien es cierto que estamos monitoreando día a día a Brasil, porque para nosotros es muy importante porque si crece es la mejor situación para nosotros porque hay un sector automotriz que incide muchísimo en los índices industriales, porque es sector de alto valor en sus exportaciones”, indicó de Mendiguren sobre el panorama ecónomico actual.

“También sabemos que con Brasil creciendo, tenemos menos posibilidades de tener más ofertas de sus productos a precios más bajos. Brasil es un país que exporta mucho a los países desarrollados y cuando Europa y Estados Unidos están en crisis, está en crisis el 54% del consumo del mundo. Brasil en una situación de estas se da vuelta y lo primero que tiene a tiro de camión es Argentina. Y ninguna empresa argentina puede causarle daño a una empresa brasileña, por su tamaño y por su asimetría, pero cualquier empresa brasileña, un mes de su producción es la producción de 1 año, o 1 año y medio de una empresa argentina, así que es muy importante para nosotros que Brasil vuelva a crecer”, indicó.

Sobre el ingreso de insumos desde el exterior, remarcó que “lo que venimos haciendo en el tema importaciones es trabajar muy de cerca, porque la industria argentina tiene muchos sectores que trabajan con insumos importados, hay una relación de casi 1 a 3,5, es decir que por cada punto que crece el Probucto Bruto Industrial, son 3 puntos los que crecen las importaciones. Es una matriz productiva que todos aspiramos a cambiar, y la estamos cambiando pero mientras tanto es así. Si no hay un acceso fluido a insumos impacta de manera directa en la actividad”.

Con respecto a la polémica por el valor del tipo de cambio, explicó que “el comercio y la industria van por el tipo de cambio oficial así que no debería afectar a la actividad el desdoblamiento generado, lo que sí es cierto es que hay mucha gente que al ver una brecha que se mantiene en el tiempo, muchos empiezan a especular, y el valor de reposición lo empiezan a tomar a un promedio que no es valor oficial. Creo que hay que trabajar para que esto se achique”.

“Estamos inaugurando (en la sede de la UIA) un seminario muy importante sobre partes industriales, donde va a estar el gobernador Scioli, ya que tiene casi el 48% del PBI en su provincia, va a estar también Urtubey, Uribarri, Bomfatti y Closs de Misiones. Estamos convocando a esto porque el interior del país es clave para que el crecimiento del país venga a través de ocupar el territorio nacional”, indicó.

Ya tenemos casi 300 parques industriales funcionando. Lo que queremos es interconectarlos a todos, que sus gobernadores vengan, porque hay muchos gobiernos provinciales que tienen desde su sistema impositivo promociones que no se conocen a veces en Buenos Aires, para que las empresas se radiquen allá”, remarcó.

Sobre el problema de la inflación, el titular de la UIA dijo que es un tema que “nos preocupa a todos y al mismo Gobierno. Yo creo en los acuerdos, en el diálogo social, espero que ahora pasadas las elecciones en el CGT este tema se pueda resolver rápido. Nosotros apostamos a un arreglo en el sector sindical –cada vez con menos optimismo- pero sería el mejor escenario”.

Audio completo de la entrevista

Martes 10 de julio de 2012