Una alianza «no puede coexistir con un sistema anárquico de propuestas políticas”, precisó Hernán Lombardi, ministro de Cultura de la Ciudad

El funcionario porteño surgido del radicalismo, en Mañana Sylvestre, por Radio Del Plata, precisó que “hay que aprender del mal ejemplo” de la Alianza, e indicó que “la gente precisa propuestas claras, aún habiendo diferencias”.

“La Alianza es el mal ejemplo, hay que aprender del mal ejemplo, y buscar cómo coordinar pensamientos diferentes, y eso requiere de mucha madurez”, señaló Hernán Lombardi, ministro de Cultura de la Ciudad, quien fuera dirigente del radicalismo, haciendo una referencia lateral a la crisis que vive hoy UNEN.

“El PRO es el ejemplo bueno, con Mauricio se trabaja con una libertad increíble, te permite generar una unidad en la diversidad que permite este éxito que no soy yo, sino es del equipo de Cultura de la Ciudad”, indicó.

“Hoy me siento parte del proyecto de Mauricio, pero no había participado ni siquiera de la campaña electoral. Esto requiere madurez de las partes, respeto y entenderse. Está bien que la gente discuta, pero por los hechos principales, no por los accesorios, por la cuestión del chismerío, o de las cuestiones personales”, insistió.

“Los países modernos funcionan con acuerdos, si vas a Chile fue gobernado por la Concertación desde la salida de Pinochet, salvo el período de Piñera, el Frente Amplio de Uruguay es un acuerdo de diferentes partidos, es lógico y razonable”, agregó Lombardi.

“El peronismo es en sí mismo una gran concertación. Tienen diferencias y las saben licuar. Después podemos discutir si están bien o mal licuadas. Lo que no puede coexistir es un sistema anárquico de propuestas políticas, eso no va. La gente precisa propuestas claras, aun habiendo diferencias”, dijo volviendo a apuntar al convulsionada momento que vive UNEN.

El Festival de Jazz

El titular de la cartera de Cultura, ponderó en Mañana Sylvestre el nivel artístico y al repercusión del Festival Internacional Buenos Aires Jazz que se desarrolla en el ámbito porteño hasta el 24 de noviembre.

“El Jazz viene creciendo mucho en Buenos Aires, y el festival ayudó mucho a la difusión y que aparecieran nuevos músicos. Hoy tenemos 300 músicos, 71 conciertos en 6 días, y el 80% del festival es gratuito”, dijo el funcionario.

“Ha crecido en músicos, en espectadores, cuando hacíamos los primeros festivales había que ubicar las entradas, hacer un esfuerzo para que la gente fuera, y hoy se hace difícil conseguir entradas para cualquiera de las sesiones”, comentó sobre el festival, que tiene la visita de bandas europeas, norteamericanas, de Israel, y también nacionales.

El ciclo de Jazz porteño cuenta con 5 sedes: La Usina del Arte, AMIA, el Anfiteatro del Parque Centenario, el Café Vinilo, y Thelonius Club.

Audio completo de la entrevista

Jueves 20 de noviembre de 2014