Preso 22 días por acusación falsa: “Nos ensuciaron, y nos dejaron una mancha muy grande”, dijo Kevin Salomón

Compartir

El tormento de los hermanos Kevin y Axel Salomón comenzó el 13 de noviembre pasado cuando fueron fueron detenidos en su casa familiar del barrio de Floresta acusados por eventuales vínculos con el grupo terrorista islámico Hezbollah.

Tras ser sobreseído por la Justicia, Kevin Salomon habló con Gustavo Sylvestre en Radio 10 y dio detalles del impacto a nivel laboral, y familiar que tuvo su paso por la prisión de Ezeiza, donde estuvo detenido durante 22 días.

“Fue algo muy duro, algo increíble. Jamás imaginamos que podíamos atravesar este tipo de situaciones. Tuvimos que ser fuertes, y tuvimos que esperar a que se haga Justicia”, dijo Kevin.

“Mi vida siempre fue la misma: estudié, trabajé, tengo novia, me junto con mis amigos los fines de semana. Mi hermano está casado y tiene una nena de 2 años. Somos ciudadanos argentinos que trabajamos y estudiamos y no hicimos nada más que eso”, resaltó.

“Terminé en el penal de Ezeiza, con gente que sí hizo cosas. No sabía qué hacer, entré con miedo. Cuando me encerraban en la celda a la noche me costaba mucho dormir. Además me separaron de mi hermano, no sabíamos nada uno del otro”, acotó.

“Nadie del Gobierno se comunicó con nosotros para pedirnos disculpas. A mí me despidieron del trabajo, perdí el cuatrimestre en la facultad y mi hermano le cerraron las cuentas bancarias, porque aparecía como cliente especial, políticamente expuesto, que quizá usaba sus cuentas como financiamiento del terrorismo”, explicó.

Ahora junto a su hermano evalúan iniciar acciones legales por daños y perjuicios contra el Estado ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, y también demandarían en tribunales a la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, y a la DAIA.

“Lo mínimo que esperamos de la DAIA es una disculpa. Nos ensuciaron, nos dejaron una mancha muy grande. Queremos que nos ayuden a limpiar nuestro nombre”, finalizó.

Jueves 4 de abril de 2019