Profesor envenenado por alumna: “Es una adolescente caprichosa, y el problema que tiene es la falta de límites”, dijo Miguel Ángel Porro

El docente habló por Mañana Sylvestre en Radio Del Plata y descartó diferencias personales con la alumna de 12 años, que habría intoxicado con veneno para ratas una botella de agua que estaba tomando. Además, negó acusaciones por abuso sexual, denunciadas en 1995 en la Escuela Nacional de Arte Dramático, y dijo que en su momento se alejó por los conflictos internos que había en la dirección de la escuela.

“Nunca tuve problemas con la alumna. Sí tuve diferencias de criterios en cuanto a su conducta, a su predisposición al trabajo y al conocimiento”, dijo el profesor Miguel Ángel Porro, docente del colegio Comercial N° 13 de Villa Ballester, quien fue internado tras ser envenenado por una alumna de 12 años.

“El único intercambio de opiniones que resalto, fue cuando empecé a trabajar sobre la socialización, y sobre la diferencia en la capacidad de razonamiento que tenemos los seres humanos, y ella dijo que los perros pensaban. Ella me dijo: “La materia no me gusta y usted no me gusta”. Y yo le dije: ´Yo no te tengo por qué gustar, yo vengo a enseñar´”, señaló sobre su relación con la alumna.

“Se trata de una adolescente caprichosa. El problema fundamental que tiene la señorita es la falta de límites, porque viene de un hogar donde la figura paterna no está, donde la madre por lo que sé es una mujer extraordinaria, trabaja y quiere mantener la familia, y la hermana es una ex buena alumna de la escuela. Hay una rebeldía porque ella no quería venir a esta escuela, quería ir a otra escuela, y eso hizo que tuviera un enojo con la institución”, sostuvo el docente.

En relación al hecho, Porro manifestó que se encuentra “un poco triste, y deprimido”, por la reacción de la joven.

Las denuncias por acoso sexual en 1995

En Radio Del Plata, consultado sobre las denuncias presentadas en las redes sociales por ex alumnas de la entonces Escuela Nacional de Arte Dramático por presunta acoso sexual contra adolescentes, Porro negó los hechos y sostuvo que “hay gente que le gusta ensuciar a las personas. Fue un hecho en el que me presenté con mis abogados, hice una autodenuncia y pedí que a la Justicia que se me investigara”.

“En ningún momento he acosado a nadie, y estoy muy tranquilo, mi abogado hizo una ponencia para que se me hiciera una investigación penal, porque me parece terrible, se hablaba de un acoso, y no sucedió nada de esto”, agregó y dijo que renunció al cargo, por las diferencias internas que había con la dirección del colegio.

Martes 2 de diciembre de 2014