“Progresar llegó a tener 1 millón de estudiantes y en 2019 serán solo 500.000”, sostuvo María Laura Lombardía

Compartir

“Desde el inicio de la gestión de Macri, el Plan Progresar sufrió estancamientos y retrocesos en diferentes aspectos, en la cantidad de estudiantes que recibían el beneficios como en monto de la prestación que se fue licuando al no ser actualizado, como también en el gasto de la inversión social”, explicó en Mañana Sylvestre, la socióloga María Laura Lombardía respecto a la actualidad del Plan Progresar, su reconfiguración por parte del Gobierno, y el recorte presupuestario que sufrió en este años.

“El programa cambió en sus características, había comenzado como un programa destinado a estudiantes de 18 a 24 años que querían terminar estudios primarios, secundarios o terciarios, haciendo hincapié en dar la posibilidad de que los chicos vuelvan a la escuela. Ahora con los cambios implementados se vuelve fuertemente prouniversitario, que está bueno como política pero se dejó afuera a la población a la que se quería llegar, la más vulnerables”, agregó la socióloga e integrante del staff de la UBA.

“Además no se actualizaron los montos desde 2015 a 2018, en un contexto inflacionario. Hoy las becas de primaria y secundaria y talleres de oficios representan 34% del valor del 2015, y las universitarias
están en un 63%”, agregó.

“Progresar llegó a tener 1 millón de chicos estudiando, y la cifras de 2019 se pone como meta llegar a medio millón de jóvenes. Se está invirtiendo en términos reales menos de la mitad de lo que se invertía en 2015 y además el programa se hizo meritocrático, de premios y castigos, con requisitos cada vez más restrictivos y excluyentes”, finalizó.

Martes 23 de julio de 2019