Quiebra de TBA: Para el abogado Dalbón, “existe una Justicia que beneficia a los ricos y castiga a los pobres”

El letrado cuyo estudio es parte de la querella en la causa por la Tragedia de Once, en Mañana Sylvestre, volvió a repartir críticas al juez Bonadío, al conocerse la quiebra de la empresa TBA, de los hermanos Cirigliano, y aseguró que será el Estado el que finalmente deberá hacerse cargo del resarcimiento a los familiares de víctimas.

“No nos tomó por sorpresa, en la instrucción cuando empezó el juicio, a TBA le sacan la concesión, y nosotros pedimos un embargo previo por $1200 millones para resguardar bienes muebles e inmuebles y cuentas por subsidios que tenía TBA pero que nunca pudo utilizar porque se le bajó la concesión. Nosotros calculábamos que TBA ya sin subsidios, y sin la concesión, iba a dejar de existir”, indicó Gregorio Dalbón, abogado de familiares de víctima de la Tragedia de Once al conocerse la quiebra de la empresa TBA, concesionaria de la Línea Sarmiento al momento del accidente.

“Lo que me da mucha bronca, es que exista en esta Justicia de mierda, una Justicia de mierda para ricos, y una Justicia de mierda para pobres, que en realidad beneficia a los ricos y castiga a los pobres”, enfatizó el verborrágico letrado.
“Las grandes empresas, la gente millonaria, tiene la facilidad de meterse en un concurso, decirle a los acreedores que les puede pagar en 25 años, y si el acreedor quiere o no, no importa, porque con la mitad más uno que quieran, ya el concurso va a ser aprobado por el juez”, apuntó el abogado de la querella, recientemente expulsado del juicio, al tiempo que aclaró que la carga pasará directamente al Estado Nacional.

“Hay que ver si realmente la quiebra no fue fraudulenta, hacer una amplia investigación y ver si los Cirigliano hicieron las cosas bien, o solo lo hicieron para escapar de una indemnización civil”, opinó.

Más adelante, en Radio Del Plata, Dalbón fue duro con el juez de la causa, Claudio Bonadía al que calificó como “una rata”.
“Si hubiéramos tenido un juez como la gente lo primero que tenía que haber hecho era separar el patrimonio civil y resguardarlo para las víctimas”, dijo y agregó que “se está preparando algo para que la tragedia de Once quede en la impunidad, por lo menos la parte económica, no es casual que declaren la quiebra un día 22 que se cumple un nuevo aniversario de la tragedia”.

La Tragedia de Once sucedió un 22 de febrero de 2012, cuando el tren chapa 16 conducido por el motorman Marcos Córdoba, se estrelló contra el paragolpes de la estación Once, y dejo un saldo de 51 muertos y 702 heridos.

Audio completo de la entrevista

Miércoles 22 de octubre de 2014