Ragendorfer: “Hay un efectivo aislado y custodiado, y más que por su seguridad les preocupa su silencio”

Compartir

Ricardo Ragendorfer reveló en Mañana Sylvestre una presunta maniobra para mantener “aislado y custodiado” a un comandante de Gendarmería que estaría “a punto de quebrar” su silencio respecto a lo acontecido con el joven Santiago Maldonado en Chubut.

“Esta historia comienza en los primeros días posteriores a la desaparición de Maldonado cuando el comandante Fabián Méndez, jefe de escuadrón de El Bolsón mantuvo una reunión muy reservada con un funcionario del Gobierno de Río Negro, el secretario de Seguridad Gastón Pérez Estevan donde dijo textualmente que el operativo estuvo a cargo de Chubut, del escuadrón 36 y agregó que ellos son muy celosos y saben lo que pasó. Esa declaración se filtró paradójicamente a través de alguien próximo a la gobernación de esa provincia”, expresó el periodista de Tiempo Argentino.

“Esta circunstancia causó cierta alarma en los altos mandos de la fuerza quienes decidieron tomar cartas en el asunto presionando primero verbalmente al comandante para que no abriera más la boca. Después se produce un extraño episodio porque le cascotean la ventana de su domicilio, en su dormitorio y por la madrugada, cuando había dos custodios en guardia que solo vieron a 2 sujetos encapuchados”, detalló.

Así la situación habría derivado en un supuesto aislamiento de Méndez, quien permanecería recluido en el casino de oficiales del escuadrón de El Bolsón, y con una custodia de 10 uniformados. “Más que por su seguridad están preocupados por su silencio”, dijo Ragendorfer.

Para el periodista, Méndez fue el responsable del operativo de ingreso de Gendarmería a Pu Lof en Cushamen y era coordinador entre la tropa y las órdenes impartidas por el jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad Fabián Noceti.

Martes 5 de septiembre de 2017