Randazzo: “Vamos a una YPF moderna, sustentable, competitiva y con un proceso de inversión muy fuerte”

Compartir

En diálogo con Mañana Sylvestre, el ministro de Interior destacó la aprobación que le dio el Congreso a la nacionalización de YPF, y agradeció el acompañamiento de grandes sectores de la oposición al proyecto.

No sólo que la nacionalización de YPF es uno de los hechos de soberanía económica más importante desde el retorno de la democracia. La ley votada ayer cambia radicalmente el modelo en materia energética, que permitía que a las firmas privadas se debía dar los hidrocarburos extraídos, pero también de lo que permanecía en el subsuelo, de las reservas”, explicó.

Así, Randazzo destacó la nueva ley, y señaló que “si uno analiza el artículo primero de la ley que dice: “se declara de interés público nacional la explotación, industrialización, transporte y comercialización del petróleo y gas”, y el fin del artículo es garantizar el desarrollo económico con equidad social y empleo. Significa que las petroleras no podrán disponer de los hidrocarburos y sus derivados para exportarlos si no se garantiza previamente el abastecimiento de la actividad interna”.

“Habla del incremento de la competitividad de los diversos sectores económicos, significa que esos recursos deberán ser suministrados a precios convenientes para el uso de los procesos productivos y está asociada específicamente a la matriz productiva del país”, comentó.

Y prosiguió: “habla también del desarrollo sustentable y equitativo en las distintas provincias y regiones. Esto quiere decir que no se discriminará por precios en la región, como lo que existe actualmente. Es una ley estratégica para el desarrollo de la Argentina de cara al futuro, y sus efectos trascienden los beneficios para un Gobierno, sino que está pensado para el futuro de las próximas generaciones”.

La política energética del Gobierno

Acerca de la responsabilidad del Gobierno respecto a los manejos de Repsol, Randazzo dijo en Radio La Red que “eso me parece injusto. Si uno analiza en perspectiva histórica, no deberíamos haber llevado adelante nunca un proceso de privatización sobre una cuestión tan central como el manejo de la energía, pero también hay que tener en cuenta que el país que imaginaban quienes pensaban en el proceso privatizador tenía que ver con un modelo que estaba más vinculado a los servicios, que a una Argentina productiva”.

Pensar que esta ley podía ser elaborada a principios del 2003 es estar fuera de foco, por la realidad que vivía la Argentina, donde la energía no era un problema sino que era un problema los millones y millones de desocupados que tenía el país porque no tenía un modelo productivo”, indicó.

Más adelante, expresó que “Ahora, puesto en marcha el proceso de transformación en 2003, se fueron dando sucesivos pasos. Que tuvo que ver con la soberanía económica y la restructuración de la deuda económica llevada adelante por Néstor Kirchner, que tuvo que ver con la vuelta y nacionalización de los recursos de nuestros jubilados para poder financiar parte del sistema productivo y fundamental sostener los recursos para darle sustentabilidad al sistema jubilatorio. Tuvieron que haber una serie de medidas que coronan con la nacionalización de esta empresa emblemática como es YPF”.

El acompañamiento de la oposición

Sobre el apoyo de vastos sectores del arco opositor al proyecto de expropiación de la petrolera enviado al Congreso, el ministro expresó que esto “le da un valor importante a la sanción del proyecto, que todos las fuerzas políticas que acompañaron la ley tienen una tradición histórica nacional y popular, vinculada a esta empresa creada en 1922 por Hipólito Yrigoyen. Creo que entienden que esto trasciende a este Gobierno, ya que es una política de Estado. Nosotros agradecemos a los partidos de oposición que nos han acompañado”.

Tampoco se olvidó de quienes votaron en contra del proyecto y manifestó que “en muchos casos, está claro que tienen otra visión de país, tienen otra visión del Estado. Escuchando el debate parecía que defendían más los intereses de un grupo de empresarios españoles que los intereses de la Argentina. Cuando se tomó esta decisión se pensó en los 40 millones de argentinos”.

En Radio La Red, el ministro también consideró que “en el caso de Repsol YPF ha tenido ganancias realmente muy importantes desde el año 1998 hasta su nacionalización, que superan los US$14.000 millones y han tenido un proceso de inversión realmente muy bajo”.

El futuro de YPF

Sobre la proyección de la nueva compañía de capital mixto, Randazzo indicó que “está claro cuál es el espíritu del manejo de la actual YPF. La Presidenta ya lo ha señalado, management privado, con objetivos claros desde el Estado nacional, asociado con otras empresas, en pos de lograr el autoabastecimiento, y en lograr un proceso de inversión muy fuerte y darle competitividad a la Argentina en toda su extensión. Es priorizar el desarrollo local por encima de la visión de que la energía es un commoditie que se puede comercializar sin ningún tipo de consecuencias. Vamos a una YPF moderna, sustentable, competitiva y con un proceso de inversión muy fuerte”.

El polémico Spot de Malvinas

Sobre las quejas alzadas por Gran Bretaña y los habitantes de Malvinas por el nuevo spot hecho en las islas, el funcionario precisó que “no hay una ambición territorial como plantean los kelpers. Hay derecho territorial sobre Las Malvinas y que venimos sosteniendo en forma permanente desde hace muchísimos años. También creo que este reclamo se ha transformado en una política de Estado y se ha intensificado desde el año 2003, con respecto a que Inglaterra haga caso a las resoluciones de la ONU de 1965 y se siente a dialogar. Creo que la negación a dialogar habla a las claras que no le asiste ningún derecho sobre las Malvinas”.

“Es claro el mensaje, entrenamos en suelo argentino para competir en suelo inglés”, refirió sobre el contenido del spot.

Sobre los nuevos DNI

Acerca de los cambios en el nuevo DNI vuelto al formato tarjeta, Randazzo señaló que “nosotros creemos que el Estado debe ser un Estado amigable, que le solucione los problemas a la gente, y no que le complique la vida. Y vamos a ir a un proceso paulatino y no traumático para que todos los argentinos puedan tener el nuevo documento porque eso nos permite tener una base con los datos biométricos de todos los argentinos, tantos los datos faciales como los dactilares, en forma digital, lo que pone al Estado argentino a la vanguardia del mundo en materia de identificación de identidad”.

Audio completo de la entrevista

Viernes 4 de mayo de 2012