Raquel Holway cuenta cómo operan las redes de pedofilia y lo que hay que saber para evitarlas

En diálogo con Mañana Sylvestre, Raquel Holway, la presidenta de la ONG «Alerta Vida» se refirió al equipo de 250 voluntarios que trabajan para «cazar» pedófilos y explicó cómo operan estas redes en internet. Además llamó a modernizar el sistema de sanciones y actualizarla al mundo web.

“Nosotros estamos desbaratando redes desde hace un año, de las mafias o la compra-venta de pornografía infantil, que lamentablemente es una delito de clase media-alta y tienen muy buenos abogados y quedan libres mientras no se sustancien todas las apelaciones”, señaló la titular de la organización Alerta Vida.

Además se refirió a la falta de modernización del encuadre normativo y penal en el país: “Argentina tiene la vulnerabilidad de no haber actualizado todas las leyes que tienen que ver con la protección de la niñez y los delitos tecnológicos. Tenemos la protección integral de los derechos del niño, promulgada en el año 2005, y la última ley de delitos tecnológicos de hace 5 años. Tenemos vulnerabilidades que tienen que ver con que Argentina es un país barato en relación con otros países y se ha convertido en un país producción de material porno-infantil y por otro lado se juzgan delitos que se cometen en el Siglo XXI con códigos del Siglo XIX”.

“En Europa y en los países más desarrollados se están actualizando año a año, las leyes que tiene que ver con esto porque salen nuevas tecnologías todo el tiempo, y en este momento del abuso sexual y delitos de agresión sexual se cometen más que nada en la red. Y los pedófilos van allí donde están los chicos, y los chicos están en internet, y allí es donde más hay que protegerlos”, agregó.

“El problema es que la ley de protección integral de los derechos del niño es una ley civil, como las leyes de violencia de género y acá se necesitan condenas fuertes. No están tipificadas determinadas cosas, la pedofilia no está nombrada en ninguna parte de ningún código y no figura la banda de pedofilia, y por eso quedan impunes. No está tipificada la tenencia de material porno-infantil”, alertó Holway.

Sobre la última detención ocurrida en el país, explicó que “esta última banda que se dio a conocer es una banda de bebófilos. La pedofilia se divide en tres ramas: los baby-lovers que atacan a bebés recién nacidos hasta los 3 años, los pedófilos generales y los bebófilos que atacan a los chicos de 12 años en adelante. Es un grupo complicado porque es el de la adolescencia”.

La tarea de los padres

Sobre la conducta que deben tener los adultos responsables frente a sus chiquitos, Holway explicó que es importante “mantener un vínculo cercano de confianza con sus hijos, y también tener acceso a la computadora, tener acceso a claves, revisar cosas, revisar celulares, hablar de esto en la casa. Por ejemplo, las chicas que son bonitas, todas quieren ser modelos, y se ponen en riesgo a través de Facebook y de las redes sociales. Y esto no solamente las puede llevar a que sean abusadas, sino también pueden ser secuestradas en redes de tratas y el problema es que es muy complicado para las leyes argentinas”.

“Los padres deben tratar de exponer lo mínimo a los chicos, tienen que fomentar la no exposición, que los perfiles sean cerrados, y que no digan adónde van ni de dónde vienen”, refirió.

Con la trata y la pedofilia, “hay tareas de inteligencia y siempre buscan a los casos de vulnerabilidad, hacen una tarea de 6 meses de inteligencia. En los casos de los hogares de niños tenemos que recordar que la ley de patronatos, la ley Agote, fue derogada en el año 2005, no debería haber ningún hogar de niños y debieran ser dados en adopción tanto niños, como adolescentes hasta los 16 años. El tema de que todavía haya patronatos y hogares, ves que todos los días hay abusos en los hogares de niños. El tema de que estos chicos estén en estado de vulnerabilidad y que haya alrededor en el registro para adoptar cerca de 100.000 personas esperando niños en adopción es indignante”.

“Para mí hay que cambiar la legislación, cambiar los juzgados porque no hay juzgados especializados en delitos tecnológicos” y explicó que esta última banda “ha pasado un montón de información desde un Blackberry a las 4 de la mañana a Dubai y tienen facturas de 3000 dólares por mes”, indicó.

Audio completo de la entrevista

Lunes 16 de julio de 2012