“Ir a la Corte fue una decisión que tomamos con preocupación”, dijo el jefe de Gabinete de De la Sota

En Mañana Sylvestre, Oscar González, jefe de Gabinete de la provincia de Córdoba explicó los motivos por los cuáles el gobierno de De la Sota recurrió a la Corte Suprema para reclamar por los 1.039 millones de pesos que la nación le adeuda a la provincia mediterránea.

“Hace 2 años la nación y la provincia ante una audiencia de conciliación convocada por la Corte Suprema de Justicia de la nación por una deuda que la nación tenía con Córdoba, firmaron un convenio ante la Corte. Ese convenio establecía un monto que la nación debía aportar, a la caja de jubilaciones durante los años 2010 y 2011, con un monto de cuotas mensuales. Durante el año 2010 la nación cumplió la totalidad del convenio, y en el año 2011 dejó de enviar los recursos. Eso hizo que durante todo el 2011 y hasta hoy se acumulara una deuda de 1.039 millones de pesos. Lo que ha hecho la provincia es una presentación ante la Corte pidiendo la ejecución del convenio firmado luego de esa audiencia de conciliación”, explicó Oscar González, jefe de Gabinete cordobés ante los micrófonos de Radio La Red.

“Debo decir que para nosotros el camino de la Corte, ha sido una decisión que hemos tomado con mucha preocupación. Nunca hemos tenido una respuesta, y hace 7 meses que estamos intentando desde que asumió el gobernador De la Sota, en múltiples reuniones y conversaciones resolver este tema, y nunca se nos dio una respuesta concreta y formal, ni positiva, ni negativa”, explicó.

Luego agregó que “en los últimos 45 a 60 días, no hemos conseguido tan siquiera que nos otorguen las audiencias que hemos pedido con el Licenciado Bossio (director de ANSES), o el jefe de Gabinete de ministros Abal Medina. El gobernador en las dos últimas semanas estuvo en Buenos Aires luego de haber solicitado una entrevista con el jefe de Gabinete, y no pudo hablar con el jefe de Gabinete, y por eso dejó una carta en su mesa de entrada planteándole que era necesario continuar con el diálogo y resolver este tema, y ante la falta de respuesta tuvimos que ir a la Corte”.

“Nosotros no podemos dejar de reclamar los derechos de los jubilados de Córdoba, y no es un camino que hemos elegido, ni nadie debe hacer interpretaciones políticas de este tema, tan sólo queremos cobrar lo que se nos debe. Y la verdad que De la Sota es un hombre de diálogo, no nos gustan los pleitos, no nos gustan las peleas”, sostuvo González.

Sobre los dichos de Luis Juez acerca de la posibilidad inminente de que la provincia comience a emitir cuasimonedas en vista de sus problemas financieros, González sostuvo que “nosotros no estamos pidiendo ayuda sino que queremos cobrar lo que se nos debe. La provincia ha cumplido, y cumple y tenemos las previsiones financieras para cumplir con todas nuestras obligaciones, en cuanto a sueldos, aguinaldos, jubilaciones, y continúa con su programa de obras. Estamos desarrollando obras que se habían prometido durante la campaña por ejemplo el boleto educativo gratuito, porque en Córdoba todos los que estudian en los colegios públicos, aún en el nivel universitario, los que enseñan y trabajan en las escuelas, viajan gratis, el gobierno se hace cargo y esto nos cuesta más de 200 millones de pesos por año. Los jubilados en Córdoba cobran el 82% móvil desde hace mucho tiempo. La provincia está ordenada, sino no hubiéramos aguantado una deuda que lleva 19 meses”.

Respecto de la reunión que mantuvo ayer De la Sota con su par de Santa Fe Antonio Bonfatti, González remarcó que “el gobernador santafesino estaba invitado a dar una charla en la Fundación Mediterránea, y es obvio, es una cuestión de estilo, y corresponde, y De la Sota hubiera hecho lo mismo si lo hubieran invitado de una fundación de Santa Fe. Antes de ir al almuerzo de la Fundación Mediterránea estuvo en la Casa de Gobierno con De la Sota, lo visitó, estuvieron charlando un rato, y por supuesto no deben estar ajena a la conversación los temas que preocupan en la relación con la nación. En realidad, el 70% o más de los recursos retributarios quedan en el Gobierno federal y menos del 30% se reparten a las provincias”.

Martes 31 de julio de 2012