“Reducen la planta a la mitad en los organismos pero después meten a militantes de ellos”, precisó Oscar de Isasi, de ATE

Compartir

La Asociación Trabajadores del Estado junto a las dos CTA, iniciaron hoy un cese de actividades con movilización, en reclamo por los 1200 despidos en el sector público producidos en las últimas semanas.

En el aire de Radio, el secretario general de ATE Buenos Aires Oscar de Isasi habló con Gustavo Sylvestre y embistió contra la política oficial de achique de la planta de empleados públicos producida en muchos organismos del ámbito estatal.

“Nos sentimos fuertemente respaldados en la provincia de Buenos Aires por los trabajadores en nuestro reclamo de que cesen los despidos, de que se reincorporen a los despedidos y que se termine la precarización laboral que es una herramienta versátil para poder disciplinar y cesantear”, dijo de Isasi, quien remarcó el alto nivel de adhesión que a su juicio tendrá la medida.

“Es una línea de trabajo del Gobierno que utiliza la victoria en las elecciones por un lado para hacer reformas estructurales como la de la Seguridad Social y por otro para reducir salarios. Reducen en número la planta de personal, pero si echan a 1000 personas en un organismo después nombran a 500 que son de ellos”, fustigó.

“Es un manejo siniestro en materia de despidos, con un alto nivel de insensibilidad. Algunos dicen que tienen orgasmos cuando echan gente”, deslizó el dirigente sindical y subrayó que la política de Cambiemos a nivel nacional se está transformando en una “caja de resonancia” donde “se irradia a provincias y municipios”.

Luego cuestionó la baja de las retenciones a las exportaciones cerealeras que a su criterio generó un “enorme hueco” en materia fiscal en el Estado y aseguró que el Gobierno ahora pretende “que la crisis la paguemos los trabajadores y los sectores más vulnerables”, dijo y recordó la reciente reforma previsional que impacta en los haberes de jubilados, pensionados y beneficiarios de la asignación universal.

Jueves 4 de enero de 2018