“Reducir la desnutrición fue posible gracias a las políticas inclusivas de la región”, dijo el embajador argentino ante la FAO

Compartir

“La erradicación del hambre y la pobreza están muy vinculados a la redistribución del ingreso, es muy difícil erradicar el hambre si no hay políticas sociales inclusivas desde un Estado presente que permitan a la población tener los medios para acceder a los alimentos”, resaltó el embajador argentino ante la FAO, Claudio Rozencwaig, tras la presentación realizada por la Presidenta en Roma.

“Es un premio que tiene que ver con la región, porque han sido políticas inclusivas regionales”, apuntó el funcionario.

Rozencwaig destacó el rol de los programas sociales que Argentina ha llevado adelante en los últimos años como la la Asignación Universal por Hijo, Conectar Igualdad o PROCREAR.

Además subrayó la importancia de reestructurar y de tener regulaciones sobre deudas soberanas porque “default, timba y ajuste provocan hambre, miseria y desnutrición”, indicó el funcionario.

Por otra parte, Rozencwaig señaló la relevancia de los acuerdos firmados por la Argentina en la FAO para ampliar los programas de cooperación conjunta.

“Hay un trabajo sobre especies exóticas invasoras, como el castor canadiense en donde implica la llegada de US$22 millones para la Argentina”, adelantó.

Audio completo de la entrevista

Lunes 8 de junio de 2015