Reforma laboral: “Nuestra posición es de rechazo total y absoluto”, enfatizó Sergio Palazzo

Compartir

“Las tres reformas que está proponiendo el Gobierno están íntimamente relacionadas, inclusive la tributaria -apuntó Palazzo en comunicación con Mañana Sylvestre-. Con respecto a la reforma laboral claramente nuestra posición es de rechazo total y absoluto. El mismo blanqueo lo que hace es perdonar y darle gracia a quienes han trampeado al país y a quienes han sometido a los trabajadores a la indignidad de tenerlos en negro sin seguridad social. Son los mismos que ocasionan que hoy tenga problemas la seguridad social, y los premian con un blanqueo de características realmente muy favorables para ellos -e inclusive desfavorables para el que blanquea-; porque mientras ellos les condonan todas las deudas de todas la tropelías que han hecho, a los trabajadores solo le van a reconocer hasta 60 meses por declaración jurada de que hayan estado en negro en una empresa, por más que hayan estado 10 años”.

“Lo segundo es que está claro que lo que apuntan con este proyecto es que en la Argentina sea más barato despedir –alertó el secretario general de la Asociación Bancaria-. Por eso es que baja todos los niveles de lo que es la indemnización hoy, diciendo que únicamente se van a limitar a lo mensual, normal, habitual y permanente, y excluyen aguinaldo, horas extra, comisiones, premios, etc. Con lo cual dejan una indemnización `pelada` y barata, para que puedan”.

Palazzo agregó que además “crean una situación con este `banco de horas` donde lo que hacen es eliminarle las horas extra a los trabajadores, que muchas veces son un complemento ante la insuficiencia del salario; y generan una situación de presión, porque yo no veo a un trabajador reclamando que le devuelvan las 2 horas de más -porque con este proyecto las empresas podrían llevar la jornada a 10 horas-, y que graciosamente una multinacional le reconozca eso…”.


Premio para grandes empresas

“Otra cosa que veo –y que vuelve a ser un premio para las grandes empresas-, tiene que ver con el blanqueo –añadió Palazzo-. Una cosa es entender la descarga impositiva de lo que ellos denominan ´el costo del salario´ en pequeñas empresas; y otra es que le permitan blanquear a una multinacional o gran empresa. Si una gran empresa ha tenido trabajadores en negro es porque tuvo la vocación decidida de evadir el tributo y el impuesto, no puede argumentar que tenía razones de producción, etc.”

El secretario general de la Bancaria destacó que su visión del proyecto “es tremendamente negativa. Además de lo ya mencionado, le pegan en la espina dorsal al derecho laboral y a la dignidad del trabajador con el articulo 40, cuando derogan el artículo 12 actual de la Ley de Contrato de Trabajo y se pierde el principio de irrenunciabilidad de los derechos”.

Palazzo comentó que su organización nos está en el consejo directivo de la CGT. No obstante indicó que “creo que hacen bien en rechazar el proyecto. Y ojalá sostengan el discurso en el tiempo y con la acción. Yo acuerdo con que hay rechazar esta reforma laboral porque retrotrae las relaciones laborales a la situación previa inclusive a la industrialización del mundo, con jornadas extensivas y sometimiento de los trabajadores”.

Ganar la calle
“Nosotros como Corriente Federal vamos a hacer un plenario del día 20 y lo que va a plantear la Bancaria ahí es que se produzca una gran movilización nacional el día en que se trate el proyecto de precarización laboral, de sometimiento laboral que pretende el gobierno –indicó Palazzo-. Para que los legisladores entiendan que los trabajadores -independientemente de sus estructuras orgánicas, que son respetables- vamos a estar en la calle reclamando que no levanten la mano y que los partidos opositores cumplan la promesa electoral de que no iban a votar en contra de los trabajadores”.

“Creo que el presidente, envalentonado por el proceso electoral, salió a decir en EE.UU. que la reforma laboral sale o sale, con sindicatos o sin ellos, con lo cual pareciera que está decidido –alertó Palazzo-. Y nosotros tenemos que tener la misma decisión de confrontar con el espacio político que gobierna la Argentina para que esto no salga. Decía que las reformas están íntimamente atadas, porque nosotros en el confederal de la CGT pedimos una aumento de emergencia para los jubilados, y en cambio nos devuelven que los jubilados tienen que poner 100 mil millones de pesos, que es lo que van a cobrar de menos con el nuevo cálculo del haber jubilatorio. Entones no veo punto de encuentro en el diálogo. Ojalá la CGT no lo acepte, porque lo que se votó en el Confederal fue pedir un aumento de emergencia para los jubilados. Y no que los jubilados pongan 100 mil millones de pesos para resolver la crisis –que por otra parte no son 100 mil millones, porque por el sistema de actualización impactará en la asignación universal por hijo, en las asignaciones familiares y en varios programas de desarrollo social que tienen el mismo cálculo”.

Viernes 10 de noviembre de 2017