Reforma laboral: “Rechazamos de plano el acuerdo entre la CGT y el Gobierno”, enfatizó Walter Correa

Ayer el Gobierno anunció que hubo un principio de acuerdo con la CGT respecto a la reforma laboral. “Nosotros como trabajadores y como secretario general de la Federación del Cuero esto lo rechazamos de plano –manifestó Correa en diálogo con Mañana Sylvestre-. No estamos de acuerdo con esto que pasó en un cuarto intermedio en la Sociedad Rural, hablando del trabajo infantil -nada más ni nada menos que en la Rural…-. Me parece bastante loco todo este tipo de situación”.

El titular del sindicato de Curtidores anticipó que “el 20 de noviembre tenemos un acto bastante importante donde vamos a convocar a todos los sectores sindicales de todas las centrales y también a los movimientos sociales, donde de ahí lo que queremos es traccionar una fecha de movilización, empezar con un plan de lucha, más allá de que veamos este tipo de acuerdo. Porque acá nos estamos olvidando de los jubilados –que siguen siendo laburantes-, de las cuestiones tributarias, etc. Hace 20 meses que a la base de las organizaciones sindicales no nos separa un sello; venimos peleando y peleando más allá de que los medios masivos no nos den visibilidad”.

Quiebre en puerta
Para Correa “lo que va a generar este arreglo de cúpulas es que la base va a traccionar la calle en defensa de los derechos de los laburantes. Esa es la gran tarea. Estamos convencidos que va a ser así. Esto va a generar un quiebre. Si durante estas dos últimas dos semanas hasta la propia CGT rechazó, y los sectores de las regionales de la CTA y de la CGT también rechazaron la reforma laboral a la brasilera, ¿por qué no vamos ahora a traccionar el camino de la lucha y de un plan de acción?”.

En su paso por el aire de Radio 10 Correa señaló que “sin ninguna duda esto es un guiño hacia la política, hacia los gobernadores, diputados y senadores. Hace 90 días que se rasgan las vestiduras cuando les ponen la cámara o un micrófono, destacando que están en contra… Ahora vamos a ver quiénes están a favor, y quiénes en contra… Nuestra obligación como militantes sindicales es seguir el camino de la lucha. Obviamente con el Congreso solo no alcanza. Tenemos que movilizarnos y hacer firmes nuestros planteos, hablar hombre con hombre, mujer con mujer, diputado, senador, gobernador, y dejar en claro que nosotros, la gran mayoría de los trabajadores, no estamos de acuerdo con este tipo de reforma que en realidad no es una reforma, sino que es una precarización para volver al preperonismo. Esta es la realidad. Y es la realidad que estamos dispuestos a enfrentar, por lo menos desde la Corriente Federal de los Trabajadores y desde varios sectores del sindicalismo argentino”.

Jueves 16 de noviembre de 2017