Reforma tributaria: “Este gobierno está agudizando su visión centralista”, alertó Anabel Fernández Sagasti

“Estamos preocupados por el nuevo impuesto, por supuesto. Esto deja muy mal parada a la economía de la provincia, y a la de otras 7 provincias de la Argentina. Y a toda la industria vitivinícola y sus productores. Hay que tener en cuenta que el vino estaba exento de impuestos internos, es decir que pagaba 0%, y hoy, incumpliendo la palabra empeñada co la industria vitivinícola, el gobierno nacional propone un 17% de aumento. Es un panorama muy negro para las economías de las provincias”, señaló Fernández Sagasti

La senadora del FPV agregó que otra mala noticia “es el nombramiento de Luis Miguel Etchevehere como nuevo ministro de Agroindustria de la Nación: que un representante de la Sociedad Rural esté en esa cartera significa que para el Ministerio la Argentina se va a terminar en la Pampa Húmeda…”.

“La posibilidad de diálogo y de entendimiento que ayer pregonaba en falsamente el jefe de gabinete Marcos Peña en el Senado la vemos por lo menos con desconfianza –dijo la senadora de Mendoza-. A las provincias nos cuesta mucho que los gobiernos nacionales entiendan la diversidad y riqueza de nuestro suelo. Obviamente este gobierno tiene una marcada línea centralista y nos resulta doblemente difícil: nosotros en Mendoza no solo producimos vino, sino también oliva, damasco, durazno, manzana… Tenemos una diversidad que hay que conocer. Y así multiplicado por todas las provincias. Necesitamos funcionarios nacionales que entiendan la riqueza de todo el suelo argentino, la comprendan y tengan una visión federal. Este gobierno está agudizando su visión centralista”.


Unidos en el reclamo

A raíz de este impuesto previsto en la reforma tributaria, “la provincia de Mendoza, los productores y la industria vitivinícola en su conjunto nos hemos unido en el reclamo de que queremos que se vuelva a fojas cero, a que no exista el impuesto. Hace más de 50 años que el vino tiene exenciones y no pagamos impuestos internos. porque es parte de nuestra cultura y nuestra tradición”, destacó Fernández Sagasti.

“En el marco del informe que dio en el Senado, le pregunté al jefe de Gabinete si estaban dispuestos a dar marcha atrás con este impuestazo cumpliendo con la palabra empeñada (porque hace 3 meses le dijeron a la industria vitivinícola que no estaban pensando en nuevos gravámenes) -comentó Fernández Sagasti-. Y por supuesto su respuesta estuvo llena de chicanas y no dijo nada concreto al respeto. Mencionó lo de la mesa de diálogo, pero lo que tememos es que solo se esté negociando una rebaja al impuesto. Nosotros firme y claramente no queremos impuesto a una agroindustria que es mano de obra intensiva, que genera cultura, tradición y turismo. Estamos hablando de 385 mil puestos de trabajo que genera la vitivinicultura en todo el oeste argentino”.

Jueves 2 de noviembre de 2017