Reformas de Macri: “Es el intento de pasar de un Estado de Bienestar a un Estado conservador”, definió Arnaldo Bocco

Compartir

Según Bocco, los anuncios del presidente de ayer representan “el inicio de un renovado intento de desarmar un Estado de Bienestar que la Argentina constituyó en la última década o década y media, para pasar a un Estado mucho más parecido a las tradiciones conservadoras que hubo en el pasado, con foco en los temas fiscales, pero también en otros aspectos de reformas institucionales –que están vinculadas con las representaciones que tiene el movimiento obrero, o sectores vinculados con el propio aparato productivo-. Me parece que hay un intento después de las elecciones de decir ´bueno, ahora pisamos el acelerador y este Estado que heredamos muy orientado a la seguridad social, a mantener un nivel de equilibrio en toda la sociedad, lo transformamos en un Estado que provoque un productivismo muy asociado a los intereses de los sectores más poderosos vinculados al empresariado”.

Para Bocco el concepto general del ajuste fiscal que plantea Macri tiene dos explicaciones: “Por un lado ataca la reforma del sistema fiscal recortando por el lado donde pueda haber menos movilización y rechazo, que es por el lado de los jubilados. En términos generales esto implica que cada jubilado va a cobrar alrededor de entre $ 12 mil y 15 mil menos por año. Probablemente el recorte y las restricciones sean mayores porque la pérdida no se va a hacer de golpe, sino que dejar que la inflación les vaya comiendo los ingresos con el paso del tiempo”.

No obstante, para el economista “el nudo central de todo esto es la presión del FMI, porque el déficit que no pudo resolver el Gobierno precisamente por la quita de impuestos -al agro, a la minería, etc.-, lo está sustentando con endeudamiento. Este año hay que pagar U$S 9 mil millones de intereses. El pago de la deuda sube 64% en el presupuesto 2018 / 2019 con relación al año 2017. Con lo cual estoy viendo que el nudo gordo es realmente el costo del endeudamiento adicional que le incorporó el Gobierno a la macroeconomía (emitió U$S 61 mil millones netos en 12 meses)”.

Con respecto a la inflación, tengo la certeza de que por la forma en que se va a trasladar el conjunto del paquete de aumentos para el año que viene, va a estar muy lejos del 10 a 12% que planteó el BCRA como meta. No hay ninguna posibilidad que lleguemos a esos valores”.

Miércoles 31 de octubre de 2017