River-Boca:“Si hubo un acierto del árbitro fue obedecer al VAR por que el penal existió sin dudas”, dijo Miguel Scime

Compartir

El arbitraje en instancia decisivas de la Copa Libertadores quedó otra vez en el ojo de la polémica en el último superclásico, y el VAR fue protagonista principal, al señalar un penal que había sido inadvertido por el árbitro brasileño Raphael Claus, y que Borré transformaría en gol para el equipo millonario.

“Si hubo un acierto de Raphael Claus fue obedecer lo que el VAR le aconsejó que revisara. El penal existió sin lugar a dudas y en un partido normal donde no hubiera habido VAR hubiera sido polémico y para el recuerdo”, dijo en Mañana Sylvestre el ex árbitro y director de formación arbitral de AFA Miguel Ángel Scime, sobre la decisión tomada por el juez.

“A los árbitros los tenemos que dividir en 3 partes cuando se los analizamos, una la técnica, otra la disciplinar y otro en el control de juego. En lo técnico fue aceptable y cuando tuvo que escuchar una herramienta técnica como eso, lo escuchó y lo aplicó. Respecto a lo disciplinario dejó mucho que desear, y si fue tan riguroso con la expulsión del jugador de Boca (por Nicolás Capalbo), (Javier) Pinola también se tenía que haber ido del campo de juego, y el VAR debió haber colaborado, y no lo hizo”, puntualizó el referente en temas arbitrales.

Para Scime, Claus pecó de “falta de experiencia” en la conducción del juego y ejemplificó con la cantidad de reclamos y protestas de ambos lados.

“Es un árbitro de proyecto y de futuro, pero aquí se utilizó a uno de los 3 o 4 clásicos mejores clásicos del mundo, solo para el beneficio de proclamar en Brasil a un nuevo árbitro para proyectarlo para el Mundial de Qatar”, enfatizó Scime.

Miércoles 2 de octubre de 2019