Santa Fe: “Hubo un exceso de confianza en sectores de la sociedad que nos llevó a retroceder fases”, señaló Leandro Busatto

Compartir

Este domingo se informaron 8.431 nuevos contagios por coronavirus en el país, y 254 fallecidos. Mientras que en el AMBA parecieran estabilizarse los casos positivos, el interior siguen creciendo. Es el caso de la provincia de Santa Fe que de acuerdo al último reporte del Ministerio de Salud tuvo 877 positivos, y volvió a superar a la Ciudad de Buenos Aires que alcanzó 696.

En este marco, la provincia de Santa Fe decidió aplicar nuevas restricciones, sobre todo al sur de la provincia, eje de la ola de contagios.

“El gobernador (Omar Perotti) ha anunciado el viernes la prolongación por una semana más de una serie de restricciones en los departamentos Rosario, San Lorenzo, Constitución, Caseros y General López”, expresó en Radio 10 el jefe del Bloque Justicialista de la Cámara Baja santafesina, Leandro Busatto.

“En junio y julio en Santa Fe funcionó prácticamente con total normalidad la actividad comercial e industrial pero a partir del 30 de julio hubo crecimiento exponencial de casos, fundamentalmente en Rosario y el Gran Rosario”, indicó, situación que forzó a una vuelta atrás en las flexibilizaciones.

“Hubo un exceso de confianza en grandes sectores de la sociedad que nos llevó a retroceder fases”, apuntó Busatto.

Sobre las nuevas medidas implementadas, el diputado santafesino comentó que “se ha permitido que se desarrolle con normalidad la actividad de peluquerías y manicuras, con protocolos y medidas sanitarias, y con no más de 50% de ocupación total de la superficie. Mientras que permanecen cerrados los shoppings, las peatonales y galerías, los locales gastronómicos cerrados, y los comercios mayoristas y minoristas no esenciales de más de 100 m2 están cerrados. No hay servicio domestico, y están restringidas las actividades religiosas a solo 10 personas”.

Lunes 21 de septiembre de 2020