“Se está aplicando la ley del arrepentido como un instrumento de coacción”, precisó el abogado Mariano Silvestroni

Compartir

Sigue la polémica por las presuntas presiones judiciales sobre detenidos para que declaren como arrepentidos en el marco de la causa por los cuadernos del chofer Centeno, y se alzan voces denunciando sistemáticas violaciones de las garantías procesales.

En Mañana Sylvestre, habló el abogado del detenido Rafael Llorens, Mariano Silvestroni apuntó contra el método elegido por Bonadio para generar arrepentimientos “forzados”. Calificó al hecho como un “instrumento de tortura” al que comparó con los utilizados en el Medioevo, y remarcó que carece de toda validez constitucional.

“Tanto Llorens como las otras personas están detenidas al sólo efecto de obligarlas a confesar. Pretender extraer confesiones a partir del castigo físico y es como volver a la época medieval”, apuntó el letrado.

“Una persona es trasladada de la cárcel a las 2 de la mañana y devuelta a las 5 del día siguiente para ser notificada de una resolución que podía hacerse desde el penal y este tipo de procedimientos es usado como método de ´ablande´. Se está aplicando la ley del arrepentido como un instrumento de coacción”, subrayó.

“Es un instrumento de tortura porque decirle a una persona a usted lo meto preso y hasta que no confiese no sale, es torturarla y es manifiesto que es inconstitucional, porque no se puede obligar a una persona a declarar en su contra. Es un trato cruel, inhumano y degradante”, agregó en Radio 10.

Para el experto penalista y profesor de derecho penal todo este andamiaje de arrepentimiento y detenciones se va caer cuando los empresarios detenidos comprendan que “los van a procesar, embargar y van a perder sus bienes y sus empresas”.

“Se van a resquebrajar porque van a aparecen los arrepentidos de haberse arrepentido y van a decir la verdad, y confesar que se reunieron con fiscales y jueces. Hay que ser pacientes e inteligentes y esperar a ese momento para hacer la denuncia”, replicó Silvestroni.

Jueves 6 de septiembre de 2018