“Se va a venir el aumento significativo de casos y eso preocupa”, refirió Leonardo Gil, director del Hospital Zonal de Bariloche

Compartir

El médico advirtió en Mañana Sylvestre una eventual espiralización de contagios en medio de la llegada de turistas por la temporada estival, situación que podría poner en jaque al sistema sanitario local.

“En Bariloche desde hace que comenzó la pandemia nos mantuvimos con una curva amesetada pero con casos constantes. Lo que cambia ahora es que la población empieza a moverse mucho más porque se levantan las restricciones y empieza a haber ingreso de turistas”, precisó en charla con Pablo Ladaga el médico Leonardo Gil, quien es director del Hospital Zonal de Bariloche sobre el crecimiento de casos de coronavirus en la ciudad rionegrina.

“Se va a venir el aumento significativo y preocupa. Si hay un pico hay que tomar medidas”, justificó el galeno.

En Radio 10 aclaró que Bariloche tiene una ajustada dotación de camas de terapia intensiva, que llegaría a 300 en todo el distrito, cifra acotada en virtud de los 125.000 habitantes que habitan la ciudad. Panorama que podría complicarse aún más por la llegada masiva de turistas.

En las últimas semanas subió en forma alarmante la positividad de los testeos, y de cada 10 pacientes monitoreados, 8 dieron positivo de COVID-19.

“El COVID-19 es como una ruleta rusa. Ataca a los mayores de 60 años y son los que llenaron las terapias porque la gente joven no acató las restricciones. Puede haber aumento de contagios en gente joven sin requerir terapias intensivas. Pero hay un desacatamiento total de las reglas sanitarias. Llamás a las casas y la gente no está”, indicó Gil.

Miércoles 6 de enero de 2021