“Macri manifestó enojo y angustia a través de sus gestos», expresó Hugo Lescano,experto en comunicación no verbal

El director del Observatorio de Comunicación no Verbal, en charla con Gustavo Sylvestre en Radio 10 analizó los gestos corporales de los candidatos durante el último debate presidencial y desmenuzó el cruzo verbal entre Alberto Fernández y Mauricio Macri.
Compartir
FacebookTwitterGoogle+

Para analizar en detalle lo acontecido en el debate presidencial realizado este domingo en la Facultad de Derecho estuvo en Mañana Sylvestre Hugo Lescano, quien es el titular del Observatorio de Comunicación no Verbal, y experto en lenguaje corporal.

«Ayer hubieron dos debates, el que expresó las palabras y el que expresó el cuerpo. En algunas oportunidades el cuerpo puede contradecir a las palabras y en otras puede haber una concordancia. Ayer hubo miedo, angustia, incomodidad, desprecio, enojo y tensión, fueron variadas las emociones que se expresaron», dijo a nivel general sobre la participación de los cinco candidatos presidenciales.

En particular, Lescano hizo foco en los cruces entre el candidato del Frente de Todos y el Presidente y dijo: «Hubo un contrapunto interesante entre Macri y Alberto, hubo un desafío permanente en lo comunicacional»

«En Macri se manifestó enojo y angustia a través de sus gestos. La angustia se le manifestó 6 veces a lo largo del debate, y hubo momentos de enojo. La perla fue cuando habló de seguridad, hizo un gesto con la mano donde ocultó el dedo pulgar, y esto significa ocultamiento de la información respecto de un tema específico y fue una forma de decir que sobre el tema seguridad tengo mucha información que ustedes no tienen”, explicó.

“En el final habló de la agresividad de Alberto Fernández, proponiéndose como el candidato del diálogo o del consenso pero su cuerpo lo engañó, lo traicionó y en un momento cierra el puño y da un pequeño golpe sobre la tarima, que expresa la ira contenida”, indicó.

En tanto, sobre la figura de Alberto Fernández aseguró que “tiene una gran experiencia en la docencia y allí desarrolló una de sus armas más poderosas que es su paralenguaje, los ritmos, las pausas, el tono de voz, esa cadencia que coloca cuando hace una reflexión o llama a la toma de decisión de los votantes. Tuvo una eficacia cronometrada».

Sin embargo, Lescano advirtió un momento de titubeo del candidato opositor: “Hubo un fuera de foco, cuando se desconcentró, el momento más tenso del debate para él cuando se habló de corrupción. Se tocó la oreja, luego el micrófono, pero se repuso rápidamente. Estuvo centrado y calmo, en momentos en que podía haber manifestado cierta irascibilidad”.

Lunes 21 de octubre de 2019