Show de detenciones: “Hay un clima de atropello que lleva al desbarrancamiento de la democracia”, señaló Mempo Giardinelli

Para el próximo miércoles 8 de noviembre a las 17 horas en el Congreso Nacional se está haciendo una convocatoria amplia por la vigencia del Estado de Derecho en la Argentina. “La promovemos 6 ciudadanos que nos pusimos de acuerdo en que había que hacer un llamamiento. Por suerte somos un grupo bastante sonoro y está atrayendo voluntades –señaló Giardinelli en diálogo con Mañana Sylvestre-. La idea es sentar el precedente de que hay gente que está trabajando por la República en el buen sentido, de retornar a las fuentes constitucionales. El deterioro del funcionamiento institucional en la República Argentina ya es grosero”.

“Hay una sensación de atropello en todo el país –destacó el escritor y periodista-. Esto también genera un desencanto con la democracia. Yo supongo que es la democracia misma la que está en peligro. ¿Cómo la salvamos? ¿Cómo logramos que la democracia no desbarranque hacia la violencia? Algunos pensamos que la violencia no es casual no es algo que surge porque a un loco se le ocurrió salir a tirar tiros… Muchos pensamos (no todos los que llamamos a esta reunión del miércoles) que el Gobierno no es inocente de esto. Está remilitarizando al país. Y cuando uno remilitariza el país, cuando uno instala la censura, el miedo que sienten artistas de diferentes disciplinas, cuando uno ve el estado de la Justicia que hoy en día es una corporación cuasi mafiosa… Esto es gravísimo para el funcionamiento de una Nación. Y se ha deteriorado en su funcionamiento colectivo, social, en las facultades… Ya no es la grieta, sino el odio”.

“Teníamos un país en el que tenía mucho para corregir –dijo Giardinelli-; pero la corrección no es el odio. La revancha. Y además tiene que ver con la función clasista, es una oligarquía muy miserable la nuestra, porque ni siquiera es una oligarquía patricia, de sangre, sino que desciende y es inventada por inmigrantes mafiosos que hoy se creen que son las clases altas de la Argentina”.

“Yo que recorro el país veo el desencanto que hay, el dolor, la tristeza que se ha instalado –afirmó Giardinelli-. Esto es muy grave. Por eso algunos ciudadanos que no pertenecemos a estructuras, que no tenemos más que nuestra historia personal, estamos convocando a una reacción de la sociedad argentina en el mejor de los sentidos, fundamentalmente por las instituciones, por la defensa de la democracia…”.

Justicia sometida

Para el periodista y escritor “no hay nada más mafioso que una Justicia sometida a los medios… Además es tan evidente, tan descarado… Esto termina siendo un caldeamiento, una forma de violencia. Y nosotros queremos la paz. El pueblo argentino es un pueblo de paz”.

Para Giardinelli la situación actual presenta “un peligro muy grande. Lo que se ha quebrado aquí es el Estado de Derecho. Es el Estado que manda la Constitución. El desafuero, detención y encarcelamiento de De Vido, luego la detención de Boudou, más lo que pasó con Gils Carbó… A mí me gustaría muchísimo que una justicia realmente limpia definiera si estos señores tienen o responsabilidad ante la ley; y que si es el caso sean condenados. Pero no se puede meter preso a nadie sin sentencia, sin juicio y sin condena. Esto es gravísimo. Porque implica que si mañana no les gustó algo que vos dijiste en la radio, o lo que estoy diciendo ahora, nos meten en cana porque sí… Esto es completamente dictatorial. Es gravísimo que suceda a 30 y pico de años de democracia y con todas las experiencias que hemos tenido”.

Para Giardinelli “nuestro país avanzó muchísimo desde 1983 hasta acá. El que tenemos ahora es un país mucho mejor que el que teníamos en el 80 u 82, que era una carnicería. Hoy somos una democracia. Somos un país de paz. Durante los 15 años anteriores a Macri la Argentina era un país de paz. Los últimos episodios de violencia fueron los de diciembre de 2001. Frente a esto me parece que el Estado de Derecho es la última garantía que tenemos. Y si se está perdiendo, estamos en una situación my grave”.

Lunes 6 de noviembre de 2017