Show de detenciones: “No sé si la democracia está en riesgo, pero sí lo están las instituciones de la República”, alertó Alberto Fernández

“Estuve presente en la convocatoria porque las Abuelas me invitaron y me pareció que era importante estar. No sé si la democracia está en riesgo, lo que sí creo es que están en riesgo las instituciones de la República. Porque lo que el Gobierno está haciendo en la Justicia es algo definitivamente negativo. La gente por ahí lo ve ahora con algún grado de simpatía porque los que padecen los abusos son personas que por ahí no gozan de su simpatía. Pero eso puede pasarle a cualquiera el día de mañana, y se están sentando jurisprudencias absolutamente peligrosas”.

“Todo empezó con un fallo de la Cámara Federal que les dijo a los jueces federales `señores, si ustedes piensan que el acusado se puede escapar u obstruir la acción de la Justicia, entonces encarcélenlo –puntualizó Fernández-. Les otorgó un poder discrecional enorme que entes no tenían, porque la jurisprudencia desde la época de Alfonsín fue sentando principios de inocencia para que se pruebe la culpabilidad. Eso se quebró de un modo asombroso. Y me preocupa mucho que la gente no reaccione”.

El dirigente peronista comentó que “ayer mismo una señora (Giselle Rímolo) fue condenada a 9 años de prisión y estuvo libre durante todo el proceso. Y nadie se rasgo las vestiduras. Y está acusada de homicidios. No estoy diciendo que debía ir presa: estoy diciendo que es lo que correspondía. Ahora resulta que a otros los encarcelan porque temen que puedan interferir con la Justicia…”.



Justicia para todos

“Todo el mundo sabe lo que pienso de Boudou –continuó Fernández-. Pero yo que soy peronista, una de las frases con las que no concuerdo con el peronismo es esa que dice `para los enemigos no hay justicia”. No es así: debe haber Justicia para todos. También para los adversarios. Porque eso es lo que no me convierte en un caníbal”.

El ex jefe de gabinete destacó que “es necesario que en situaciones como éstas entendamos que los que corremos riesgo somos todos. No es Boudou o De Vido. Somos todos”. Por otro lado Fernández comentó que “lo que hay que comprender –y se lo digo a mis compañeros peronistas- es que perdimos todos, no ganó nadie. Entendamos que del lado de enfrente están todos los que quieren convertir a la Argentina en un país muy distinto a que queremos nosotros. Entonces hagamos el esfuerzo de comprender que en aquellas cosas que debemos estar muy unidos, tenemos que estarlo. Hay que empezar a reconstruir una fuerza que se convierta en alternativa para el futuro”.

Con respecto a los dichos de Elisa Carrió, quien señaló que “el próximo que irá preso es Aníbal Fernández”, el dirigente peronista fue tajante: “Lo que estamos viviendo es una cosa delirante. Y los jueces escuchan estas cosas y dicen `mejor lo meto preso antes que aparezca Clarín con una tapa diciendo que no muevo las causas…`. No podemos funcionar así como país. Y si alguien tiene que rendir cuentas, está bien, que vaya a la Justicia y que dé explicaciones; y si tiene que ser condenado, que lo sea. No estoy pidiendo impunidad para nadie. Estoy diciendo que respetemos las reglas que rigen en la República. Se llenan la boca hablando de republicanismo y actúan como los peores fascistas”.

Todos en riesgo
“Cuando fui a verla a Milagro Sala –añadió Alberto Fernández- muchos me dijeron `por qué te metés con eso, no te conviene…`. Y yo respondí: `¿cómo no lo voy a hacer si se trata de una mujer que está detenida ilegalmente, y no de acuerdo a las normas del debido proceso?´. ¿Y con qué argumento la detuvieron? Con el mismo argumento que usó la Cámara Federal ahora: que puede escapar u obstruir la acción de la Justicia. ¿Ustedes se dan cuenta lo subjetivo que es eso?”.

El dirigente peronista remarcó que “la Constitución prohíbe las penas y los procesos infamantes. Y todos estos procesos son infamantes”.

Consultado sobre el impacto que pueden tener estos manejos de la Justicia sobre la seguridad jurídica de la que tanto se habla, Fernández indicó que “por supuesto que impactará negativamente. Es un disparate lo que está pasando… ¿Me pueden explicar por qué la causa Odebrecht desapareció en Argentina? ¿Por qué en la causa de gas licuado, donde aparentemetne Baratta y De Vido hicieron las mayores tropelías que existen, nunca llamaron a declarar a los empresarios que supuestamente fueron parte de esas tropelías pagando coimas? Porque las empresas que dan gas no son 500; son apenas son 3: Shell, Repsol y Petrobras; y acá creo que eran solo 2”.

“Cuando además la escucho a Carrió decir que ´hubo empresarios que fueron cómplices y otros que fueron víctimas de las presiones´, eso ya es mucho… Es como decir que hay corrupción buena y corrupción mala”, añadió Fernández.
Para el dirigente peronista “todos estamos en riesgo. Y luego de tantos años de sostener la democracia no podemos hacernos los distraídos frente a estas cosas”.


Jueves 9 de noviembre de 2017