“Si derogan la ley de movilidad previsional empezará un proceso de destrucción brutal de los haberes de los jubilados”, afirmó Miguel Fernández Pastor

El viernes pasado Carlos Melconian -ex director del Banco Nación del gobierno de Mauricio Macri y economista del riñón del macrismo- dijo que “la preparación histórica de este gobierno había sido un caso de mala praxis, que el presidente había estado muy mal asesorado y que si él hubiese sido el ministro de economía ese proyecto no salía de su despacho”.

Para Fernández Pastor Melconian “obviamente dice que es un caso de mala praxis en el sentido exactamente inverso al que nosotros venimos sosteniendo. Nosotros decíamos que no la reparación histórica no les servía a los jubilados y que los perjudicaba. Melconian dice lo inverso: que la reparación histórica es expansión económica. Primero, no es mala praxis en ese sentido, porque no habría el ajuste que hay en este momento si no se hubiera aplicado la reparación histórica, que en definitiva fue el principio del ajuste; no hay que olvidarse que la reparación histórica destruyó el plan de inclusión jubilatoria y creó esa pensión universal para el adulto mayor que da el 80% del haber y no genera derecho a pensión, creó la comisión de sustentabilidad previsional en la cual hoy se está sustentando hoy toda la reforma que quiere el gobierno”.

“Y además lo más importante de todo es que esa ley puso a disposición del Poder Ejecutivo el fondo de garantía de sustentabilidad –continuó Fernández Pastor-, y como si fuese poco le agregó el artículo 2 que permite que hoy el Gobierno, si ve que no le dan los números en el Congreso, pueda sacar la reforma y los cambios en la Ley de Movilidad todo por decreto. Así que en el sentido que Melconian lo dice, creo que fue una excelente praxis; en el sentido en que nosotros lo venimos sosteniendo fue una ley que es una basura y que sirve nada más para empezar un proceso de ajuste”.

“En definitiva aquellos que iban a ser beneficiados por la Ley de Reparación Histórica fueron muy poquitos añadió el abogado especialista en temas previsionales-, y los montos que recibieron, salvo algunas pocas excepciones fueron muy reducidos. Solamente benefició aquellas personas que antes del 2004 tenían derecho y no iniciaron juicio. Pero son muy pocos casos. No pueden llegar a 60 ó 70 mil casos. Y en general los que han aceptado la reparación histórica no llegan a las 300 mil personas”.

Destrucción brutal
Consultado sobre qué tan cerca estamos del 82% móvil con la reforma previsional que empuja el Gobierno, el abogado y analista previsional indicó que “hay una diferencia abismal. Cuando se votó en su momento aquel 82% móvil (por iniciativa de la oposición que hoy es gobierno), empezaba a funcionar la Ley de Movilidad Previsional. Era encimarle a una cosa otra que tenía un resultado muy similar. La Ley de Movilidad Previsional llevó el haber mínimo jubilatorio al 81% del salario mínimo en marzo de 2015. Había todo un proceso que empezaba en ese momento que elevó la mínima de manera extraordinaria. Lo que quiere decir que eran dos sistemas que se contraponían. Hoy, si derogan la ley de Movilidad Previsional no hay tema que se contraponga: no habrá ni 82% ni ley de Movilidad. Por lo tanto el proceso de destrucción que va a empezar a partir de ese momento en los haberes de los jubilados va a ser brutal”.

Consultado sobre cuánto perderán concretamente los jubilados con si se cambia la fórmula de la movilidad en los aumentos del año próximo, Fernández Pastor señaló que “como la mayoría gana el mínimo, uno puede decir q van a perder entre 900 y 1000 pesos por mes el año que viene. En realidad el presupuesto 2018 prevé un incremento por la ley de Movilidad del 22%; si fuese por inflación -que la estimada en el propio presupuesto es del 10%-, uno puede decir claramente que pierden el 12%, pero no pierden solo los jubilados, también las asignaciones universales por hijo, las pensiones no contributivas, las asignaciones familiares… Son casi 17 millones de personas que pierden el 12% de sus ingresos. Es una enormidad”.

Por último en especialista en temas previsionales destacó que “esto es lo que afecta a los actuales jubilados. La reforma previsional viene además por los futuros jubilados. El verdadero ajuste va a empezar en eso que se llama la comisión de sustentabilidad previsional que hará un ajustazo brutal para los futuros jubilados”.


Lunes 13 de noviembre de 2017