“Si el gobierno dice que quiere encontrar a Maldonado, en los hechos no lo demuestra”, indicó Ariel Garbarz

Compartir

Durante el día de ayer el especialista estuvo reunido con la fiscal del caso Santiago Maldonado. “No se produjeron las pruebas necesarias, por lo menos en lo que tiene que ver con la punta del ovillo de esta investigación que es el famoso llamado que recibió el celular de Santiago Maldonado al día siguiente de su desaparición –detalló Garbarz en comunicación con Mañana Sylvestre-. A partir de allí ya se tendría que tener la localización exacta de dónde se atendió ese teléfono y de los celulares de los gendarmes –más de 40- que había activados, para analizar dónde estaban y su trayectoria. No se hizo ni siquiera la triangulación elemental que ordena cualquier juez en cualquier crimen común, y que permite que  a las 24 horas ya esté detenido el portador”.

“Los únicos peritos que en este momento están asignados a la causa son de la Policía Federal, y no están en Esquel sino en Capital Federal –continuó Garbarz-. Ni siquiera le pidieron al juez que ordene a las telefónicas o al ENACOM la localización de las antenas, que es desde uno empieza a hacer un cálculo de triangulación básico para saber al menos qué celda era la que tomó la señal del celular de Santiago. Ni la fiscal ni el juez ordenaron  las pericias”.

“Ayer nos pidieron  colaboración. La fiscal me preguntó si estábamos dispuestos a viajar a Esquel y le dije que por supuesto -apuntó Garbarz-. Y además le expliqué que necesitábamos “tales datos, se los tiene que pedir urgentemente a Telefónica de Argentina que es la propietaria de la torre de antenas que tomó la señal. Y también al ENACOM, ya que en esa dependencia están las direcciones exactas de las antenas”.

Consultado si el ENACOM no debería haber actuado de oficio y haber aportado esta información al juzgado, Garbaz respondió “por supuesto que sí. Si el gobierno dice que tiene interés en encontrar a Santiago Maldonado, en los hechos concretos no lo está demostrando, porque lo primero que tienen que hacer es darle al fiscal o al juez los datos exactos de dónde están todas las antenas de El Bolsón y Esquel”.

El experto de la UTN comentó que a la fiscal “la vi muy preocupada, con mucho conocimiento de cómo se hacen estos trabajos de triangulación; no vi una fiscal que novata a o ignorante de estos procedimientos técnicos. Pero ella dijo ´es una causa muy complicada`. Y le contesté: `no veo que sea muy complicada; lo que son complicadas son las presiones o las repercusiones que tiene el caso por ser la primera desaparición forzada en democracia”.

Miércoles 30 de agosto