“Si hay un banco que ha estado al lado de los productores, ha sido el Credicoop”, refirió Pedro Salas

Compartir

Esta semana se conoció la embestida que promueven algunas sociedades rurales del interior del país contra el Banco Credicoop, que preside el diputado Carlos Heller, como respuesta a su iniciativa de gravar las grandes riquezas a través de un impuesto extraordinario. Así, estas entidades rurales están llamando a sus asociados a cerrar sus cuentas en el banco Credicoop y eventualmente manifestarse ante las sucursales de la entidad bancaria.

La protesta es impulsada, entre otras, por las sociedades rurales de Rojas, Pergamino, San Pedro, Baradero y las asociaciones de productores de San Antonio de Areco (Arpa), Arrecifes, Carmen de Areco (Apaca) y la Asociación Rural de General Rodríguez

En comunicación con Mañana Sylvestre, el presidente de la Sociedad Rural de Córdoba, Pedro Salaes, expresó su rechazó a este tipo de escraches contra el Credicoop, y calificó como “delirante” a la propuesta llevada adelante por otras entidades rurales del país.

“Si hay un banco que ha estado al lado de los productores, y que no ha tenido una actitud compulsiva, que ha sido siempre flexible, incluso en épocas como estas con la sequía histórica que estamos pasando, ha sido el Banco Credicop”, indicó el dirigente rural cordobés.

Refirió que la entidad que preside Heller “es ese tipo de banca en la que el gerente está al lado del productor y le facilita un crédito por la cara, porque ya lo conoce”.

“Difícilmente algún productor que haya estado en problemas y haya trabajado con el banco vaya a escrachar al gerente que siempre ha estado colaborando con él. Esto es un poco delirante”, sostuvo.

Salas tomó distancia del acción político opositor que signa la actividad de la Mesa de Enlace del campo.
“La mayoría de quienes integraron la Mesa de Enlace de esos tiempos (por el conflicto con el campo del 2008) pasaron a ser funcionarios del gobierno saliente. Y ahora están al borde de la ruta, en términos metafóricos”, indicó.

“Cuando estaba el conflicto de la 125, en el 2008, nunca adherimos a los cortes de ruta. Estábamos en contra (de la ley), pero marcando una diferencia, no agraviando ni saliendo a violentar”, expresó Salas.

Miércoles 7 de octubre de 2020