“Siguen investigando a Santiago, y no su desaparición forzada”, dijo Verónica Heredia

“Lamentablemente no nos sorprende que la fiscal diga que hay pruebas débiles… Por eso estamos pidiendo desde el primer momento una investigación imparcial, independiente, exhaustiva que obviamente todavía no se ha iniciado. Ahora el Estado asumió el compromiso de solicitar la intervención del comisionado de Naciones Unidas. Mientras tanto, la fiscal y el juez están investigando a Santiago… No inician la investigación por desaparición forzada de Santiago; siguen investigándolo a él… Escuchándolo, a ver qué hacía, qué no, con quién hablaba o con quién no”.

Heredia explicó que en la constitución de querellantes “nosotros directamente imputamos a todas las personas del escuadrón 36, 35 y 34 de Gendarmería que estuvieron participando el día 31 de julio y 1 de agosto. Con la constitución de querellante uno relata los hechos e indica por lo menos cuál es la hipótesis que tiene de quiénes serían los imputados del proceso. Por eso pedimos la nómina de los gendarmes; no como testigos, sino para que sean indagados. Así que para nosotros todo lo que está haciendo la fiscal es demorar la causa, perder pruebas y en algún momento se va a tener que determinar su responsabilidad no sólo por lo que ahora no está haciendo, sino porque está permitiendo que las pruebas se diluyan en el tiempo; y perder tiempo atenta contra la verdad”.

La abogada de la familia Maldonado indicó que “primero vamos a ver que se levante el secreto de sumario para ver qué pruebas tiene la fiscal. Si ella dice ´son débiles´, en realidad débil es lo suyo… Hace casi 20 días que tiene secreto de sumario supuestamente para investigar… Si lo único que hizo en estos 20 días es investigarlo a Santiago, obviamente que va a tener pruebas débiles, porque Santiago no hizo nada…”.

Heredia señaló además que “las autoridades siguen negando la desaparición de Santiago. Ahora no solamente niegan la participación de Gendarmería, sino que además niegan que Santiago no está. Como son tan fuertes las pruebas que se tienen de la brutalidad que desplegó Gendarmería al ingresar al Lof, son tan evidentes, ahora necesitan sacarlo a Santiago de ese lugar… Porque el resto está todo probado: que ingresaron más de 80 gendarmes, que hubo una orden previa y que se desconocieron las mínimas reglas”.

Para la familia no hay ninguna duda de que Santiago Maldonado estuvo en la ruta: “Tenemos testimonios de personas que lo llevaron hasta el lugar, e indicaron que estaba ahí. Justamente los testimonios que indican que salieron corriendo, que él no cruzó el río y que vieron cómo le pegaban, cómo lo subieron al Unimog. Y además tenemos testimonios de personas que lo llevaron a ese lugar el día 31 de julio”, completó Heredia.

 

Miércoles 30 de agosto