“Son aproximadamente 300 los trabajadores despedidos”, explicó Nahuel Gómez, ex empleado de Banghó

Compartir

“Desde el gobierno le han comentado a la empresa que tienen la intención de bajar las retenciones a cero de todo lo que son productos terminados de electrónica, es decir que la empresa ya no va a tener competitividad en el mercado. Tenemos técnicos, gente calificada, ingenieros preparados para hacer productos electrónicos, no para hacer otra cosa”, indicó Nahuel Gómez, ex trabajador de la compañía PC-Arts Argentina, fabricante de la marca Banghó, que anunció el cierre de su planta ubicada en el Partido de Vicente López.

“El Gobierno le dice a la empresa que se reconvierta y nosotros entendemos que es difícil reconvertirse. La empresa ha invertido en máquinas que son complejas y únicas en Latinoamérica. Y para la gente es más complejo todavía porque se queda sin trabajo, ni industria, pero no va a poder conseguir en el mercado laboral otro trabajo”, dijo Nahuel en Radio 10.

“El Gobierno dice que está trabajando para generar empleo joven y por el contrario lo está destruyendo. Yo no tengo estudios pero me capacité dentro de la fábrica, en las líneas de ensamblado, y el último puesto que tuve fue como soporte técnico donde iban las máquinas que están funcionando mal dentro de las líneas, se reparaban y volvían a salir”, dijo Nahuel de 25 años.

“Son aproximadamente 300 trabajadores los despedidos y compañeros míos que pertenecen a la UOM son 186”, explicó el ex trabajador de Banghó y reclamó por la actitud de la empresa, que se niega a pagar el saldo completo de las indemnizaciones aduciendo falta de recursos.

“Es el Gobierno el que tiene toda la responsabilidad sobre esto y también tien la última decisión”, insistió.

Audio de la entrevista

Miércoles 25 de enero de 2017