Suba de naftas: “El menor volumen de ventas no se compensa con el aumento de precios”, sostuvo Guillermo Lego, de CECHA

Compartir

El gerente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines habló del aumento de los combustibles que rondaría entre 1,5% y el 2%, y sostuvo que estas subas conspiran contra el consumo y el sostenimiento de la demanda.

La Secretaría de Energía actualizará el valor del Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) por la inflación minorista del tercer trimestre de 2020, lo que implica la aplicación del segundo aumento de combustibles del año.

Se estima que las naftas subirían entre un 1,5% y un 2%, mientras que el gasoil aumentaría de 3,4% a 4,3%.

“El impuesto corre a partir de hoy, pero todavía no se trasladó al público. Habrá que esperar un poco para ver qué sucede, pero entiendo que es una cuestión de tiempo, el aumento va a llegar al público. Cada incremento que hay impacta en los consumidores”, sostuvo en Radio 10, el gerente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines (CECHA) Guillermo Lego, sobre el nuevo reajuste, el segundo en lo que va de 2021.

“Nosotros no tenemos intervención en los aumentos, en principio nos preocupa que con cada aumento hay una restricción de ventas, y el menor volumen no se compensa con el aumento de precios”, puntualizó y aclaró que el “el 40% de lo que pagamos del combustible va para el Estado en impuestos”.

Según Lego, el 2020 fue un año de retracción de consumos de combustibles, en parte como efecto directo de la pandemia.

“Estas subas afectan los primeros días pero luego se va regularizando y vuelve a la normalidad el consumo. Cuando empezó la pandemia, las ventas cayeron entre 10% y 15%, después fue levantando a partir de julio se estabilizó y entre septiembre y octubre se estancó. Pero la caída del consumo en el año fue del orden del 53% al 55%”, sintetizó.

Viernes 15 de enero de 2021