Terapia con células madre en Argentina: “Pacientes con parálisis lograron pararse en 6 a 8 meses de tratamiento”, dijo el Dr. Moviglia

El especialista de la Universidad Maimónides detalló el trabajo que hace años vienen realizando en Argentina para reconstruir conexiones nerviosas y permitir la recuperación de pacientes con distintos tipos de parálisis. “Alrededor del 80% de los pacientes que tratamos recuperaron habilidades motoras lo que es sorprendente”, dijo en Mañana Sylvestre, por Radio Del Plata.

“En nuestro caso no se requiere de una cirugía, sino que se puede hacer por lo vasos sanguíneos, y trabaja con células extraídas de la grasa, y glóbulos blancos del individuo”, explicó el Dr Gustavo Moviglia, director del Centro de Investigaciones en Ingeniería de Tejidos Celulares de la Universidad Maimónides.

“Sobre pacientes con parálisis compleja, con una antigüedad de entre 3 y 12 años, de los 8 que tratamos, 6 recuperaron la habilidad de pararse y caminar, y 7 de pararse”, detalló el especialista.

“Aquellos que eran tetrapléjicos, con parálisis no solo en las piernas sino en las manos, todos recuperaron la habilidad de mover sus miembros superiores”, indicó.

En Radio Del Plata, destacó la tarea realizada en la Universidad Maimónides y aseguró que posee “el laboratorio de terapia celulares más desarrollado de toda la Latinoamérica”.

Según comentó el médico, gracias a esta terapia uno de los pacientes volvió a jugar al ping pong, y hasta se pudo se recuperar a una chica que volvió a caminar después de 12 años, en los que había quedada sin movilidad a causa de un accidente.

“No es un tratamiento perfecto, pero algunos con el tiempo lo logran, y es una rehabilitación muy intensa la que precisan. Son 5 horas por día, 5 días a la semana, durante el momento en que se colocan las células”, indicó.

“Lo interesante con los tetrapléjicos es que a diferencia del trabajo que se hizo en Colonia, aparecieron neuronas nuevas en el lugar donde hicimos el implante, Ellos lograron simplemente reconectar las fibras que se habían cortado, nosotros aparte de esa reconexión, en la misma médula, en el lugar donde estaba el daño aparecieron células nuevas”, remarcó.

“Alrededor del 80% de los pacientes que tratamos recuperaron habilidades motoras lo que es sorprendente. El primer paciente que recuperamos tardó dos años y medio en pararse, y en los últimos tardaron entre 6 y 8 meses”, agregó.

Además, comentó que aún encuentran dificultades en el caso de heridas de bala en la zona de la columna vertebral.

“Las heridas con armas de fuego, representan una conexión aún difícil de hacer, porque no solo destruye sino que quema por la velocidad de la bala, pero tenemos trabajos en cooperación con la universidad de la Milán, estamos viendo la posibilidad de hacerlo a través de un armazón donde pueden crecer las células”, sostuvo Moviglia.

Audio completo de la entrevista

Jueves 23 de octubre de 2014