“Todo fue una jugada política de Lagarde, que se jugó un pleno con Argentina y perdió”, dijo Leandro Mora Alfonsín

Compartir

El ministro de Economía Hernán Lacunza se reunió con David Lipton y Alejandro Werner, directores del FMI, para intentar destrabar el último desembolso del año por US$5.400 millones, situación que no hoy no parece clara.

“Es una situación compleja porque queda a las claras las internas y movimientos que se fueron dando al interior del propio FMI. Lagarde se jugó un pleno político por la Argentina en su campaña para ser la presidente del Banco Central Europeo y perdió. En ese camino la propia junta directiva del FMI nunca estuvo tan de acuerdo con que Argentina se lleve el acuerdo más grande de su historia, porque representamos como país el 66% del total del dinero que el FMI tiene colocado en el mundo”, explicó en Mañana Sylvestre el economista Leandro Mora Alfonsín sobre la actualidad financiera que jaquea al país.

“Han pensado un acuerdo incumplible, han tomado deuda a un nivel espantoso y no se solucionó ni uno de los de los problemas de sostenibilidad que teníamos cuando se pidió la plata al FMI”, cuestionó el experto en temas económicos.

Para Mora Alfonsín, si bien el nuevo cepo cambiario y el ingreso de liquidaciones de exportaciones podrán darle alivio al Tesoro de aquí a fin de año, el desembolso del FMI es importante  como “señal política”.

“La señal política del FMI es fundamental porque si no los precios de los bonos internacionales de Argentina seguirían cayendo, y presionaría sobre el Riesgo País y el tipo de cambio”, advirtió.

Luego finalizó: “Macri no puede mover ni medio grado el amperímetro de los mercados, su presencia no significa nada para el FMI. Hoy tenemos una crisis en la pata financiera muy difícil de salir. El próximo gobierno en sus primeros meses tendrá vencimientos muy grandes” .

Miércoles 25 de septiembre de 2019